Asaltan al jefe de Prefectura y detienen a dos sospechosos

La policía desarticuló parcialmente a una banda de delincuentes armados al atrapar en la madrugada de ayer a dos de sus cuatro integrantes.Fue cuando escapaban de la casa del jefe de la Prefectura Naval de Caleta Olivia, Gustavo Milosi, a quien habían maniatado junto a su familia. Dos cómplices son intensamente buscados.

Caleta Olivia (agencia)
Uno de los sujetos fue identificado como Daniel Wolhwent, de 18 años, y el restante tiene solo 15 años, quedando ambos a disposición de Mario Albarrán, juez de primera instancia que se encuentra a cargo del Juzgado de Menor.
El hecho delictivo se produjo en alrededor de las 00.10 en la vivienda que alquila el jefe de la repartición naval, ubicada en la avenida Presidente Néstor Kirchner en la zona de la costanera, quien se aprestaba a dormir y estaba acompañado por su esposa, un hijo adolescente y una hija veinteañera.
Repentinamente, cuatro sujetos encapuchados ingresaron violentamente, aunque no pudo saberse si golpearon la puerta para ser atendidos o bien la abrieron a patadas.
Al menos dos de ellos llevaban armas de fuego y otro un cuchillo de grandes dimensiones, amedrentando a los cuatro integrantes de la familia a quienes les ataron las manos con precintos y los obligaron a sentarse en uno de los rincones.
Antes de ello, bajo amenazas de muerte, obligaron al prefecto a que les entregara dinero y se apoderaron de unos 15 mil pesos, al tiempo que comenzaban a acopiar aparatos electrónicos y otros bienes.
También le quitaron las llaves del auto particular estacionado en el patio, pero cuando ya lo habían puesto en marcha y cargado el botín, aparecieron efectivos de Prefectura que fueron alertados telefónicamente por un vecino que observó el momento en que los sujetos ingresaban a la casa.

PERSECUSION
Dos de ellos, que ya habían ascendido al auto de Milosi, se bajaron rápidamente y saltaron un paredón que da a los fondos, pero fueron perseguidos por policías de la Comisaría Seccional Tercera que también habían sido alertados. A menos de 300 metros del lugar del asalto, cuando ya estaban por llegar la avenida Eva Perón (Ruta 3), fueron reducidos y esposados.
La comisión policial, de acuerdo a datos proporcionados por la jefatura de la Unidad Regional, alcanzó a ver a un tercer individuo que se perdió en la oscura noche, en tanto que la gente de Prefectura que acudió en ayuda de su jefe habría visto a un cuarto joven que se fugaba desde las inmediaciones de la casa en otro auto que no alcanzaron a identificar en medio de la oscuridad.
A los que fueron reducidos se les incautó una pistola 9 milímetros marca Taurus y otra calibre 22, Bersa, además de un cuchillo de regulares dimensiones. Ambos fueron trasladados a una comisaría no precisada y quedaron a disposición de Juzgado del Menor, que por el momento está subrogando Albarrán.
Vale señalar que al operativo de captura se sumaron efectivos de otras comisarías y del Comando Radioeléctrico, los que recuperaron un teléfono celular que pertenecía al prefecto Milosi y las llaves de su automóvil, además del dinero que le habían sustraído, en tanto ayer continuaban las investigaciones para detener a los otros dos cómplices.

AL VOLEO
Más tarde se estableció que los integrantes de la banda estaban en pleno raid delictivo ya que 20 minutos antes habían intentado asaltar el multirrubro "Mamaní" ubicado en el barrio 3 de Febrero, distante unos cinco kilómetros la casa del prefecto Milosi.
Se sabe que son los mismos, ya que las figuras de los dos detenidos en inmediaciones de la costanera quedaron grabadas en las cámaras de video del multirrubro.
En ese lugar solo pudieron robar dos paquetes de papas fritas que fueron una excusa de compra, pero como el propietario se percató de que eran asaltantes, ni siquiera les dio tiempo a que mostraran sus armas ya que extrajo una escopeta que escondía detrás del mostrador, lo que hizo que escaparan rápidamente de lugar.
Policías que patrullaban las calles ya estaban alertados e incluso uno de los patrulleros de la Comisaría Tercera se dirigió hacia la zona costanera porque otro vecino alertó del movimiento sospechoso de varios sujetos que merodeaba un salón de fiestas denominado "El Terruño".
Los uniformados no encontraron nada extraño en ese lugar y repentinamente recibieron la orden de acudir a la casa del prefecto Milosi que estaba siendo asaltada. Por eso se cruzaron con tres sujetos que escapaban a pie. De inmediato los persiguieron y redujeron a dos de ellos, mientras un tercero lograba escaparse.
Los investigadores tienen firmes sospechas de que se trata de los integrantes de una de las bandas que viene protagonizando numerosos hechos delictivos en comercios y casas particulares.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico