Asaltan en La Plata a testigo protegido en causas de delitos de lesa humanidad

Un testigo protegido de la causa por el denominado Circuito Camps, en la que fue condenado a reclusión perpetua el represor Miguel Etchecolatz, fue asaltado ayer en su casa de La Plata por dos delincuentes que ingresaron en el recambio de la custodia que tiene desde 2006, informó una fuente policial.
El testigo Walter Docters fue sorprendido ayer a la madrugada, cuando dos delincuentes rompieron la puerta de acceso a la vivienda de la calle 34 entre 27 y 28 en el barrio platense de La Loma.
"Rompieron la puerta y cuando quisimos reaccionar, nos dijeron que para qué íbamos a reaccionar si ya estaban adentro", dijo Docters a Télam.
La víctima consideró "extraño" el hecho de que la custodia de la Policía Federal "o no estaba o no vieron nada" y agregó que cuenta con esa protección desde 2006, cuando desapareció el testigo Jorge Julio López, cuya declaración había sido decisiva para condenar a jefes y otros integrantes del represivo Circuito Camps.
Sobre cómo se sucedieron los hechos, Docters explicó que estaban durmiendo en la casa cuando comenzaron a escuchar ruidos muy fuertes que provenían del living y que, cuando quisieron reaccionar, dos delincuentes ya estaban en la habitación.
"Me empujaron, me sacaron el teléfono celular con el que intentaba llamar al 911 y luego me ataron con precintos", relató.
Agregó que uno de los delincuentes actuó con la cara tapada con un pañuelo y le decía: "sabemos que sos testigo protegido, pero lo único que nos importa es la plata".
Docters explicó que revolvieron toda la casa y le robaron una netbook, dinero en efectivo, cuatro celulares, un monitor de computadora, dos relojes y hasta un par de camperas que se llevaron puestas.
En principio, no descartó que se hayan llevado también documentación que tenía en su poder, relacionada con secuestros perpetrados durante la última dictadura.
Walter Docters fue secuestrado en 1976 y trasladado al centro clandestino de detención conocido como Pozo de Arana, donde fue sometido a torturas y luego trasladado al Pozo de Quilmes.
Testigo en varios de los juicios contra represores, tras ser secuestrado fue "blanqueado" como preso político hasta 1983, cuando recuperó su libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico