Asaltan óptica a mano armada

Dos individuos, uno de ellos portando una pistola de grueso calibre (posiblemente 9 milímetros) asaltaron ayer y a plena luz del día la óptica AVCE ubicada en la calle José Hernández de esta ciudad, a pocas cuadras del microcentro, apoderándose de una exigua cantidad de dinero, alrededor de 90 pares de anteojos de sol de primera calidad y una notebook.

Caleta Olivia (agencia)
El hecho delictivo ocurrió alrededor de las 11:30 y en el local comercial se encontraban dos mujeres: su propietaria Vanina Bar y la empleada Marina Calixto, quienes fueron obligadas a arrodillarse bajo amenazas de muerte.
La dueña dijo que ella se mantuvo serena porque ya había sido víctima de otros dos asaltos similares cuando residía en Buenos Aires, pero esta es la primera vez que afronta similar situación en Caleta Olivia, desde que hace tres años instaló el comercio.
Contó que en esos momentos no había clientes en el local (ubicado entre la avenida Fagnano y la calle Namuncurá) y que ella se encontraba en la trastienda trabajando en el taller de reparaciones cuando observó por una cámara de video que ingresaron dos individuos, aunque aclaró que ese dispositivo no tiene sistema de grabación.
Todo fue muy rápido ya que los desconocidos empujaron a la empleada hacia la trastienda e intentaron encerrarlas en el baño, pero desistieron de ello porque ese espacio era muy reducido.
Antes, las hicieron arrodillar y el que llevaba la pistola le exigió a Vanina Bar que le entregara dinero. Ella les dijo que no había hecho caja y para calmarlos extrajo 300 pesos de su bolsillo diciéndoles que era lo único que tenía.
No conforme con ello, el que llevaba la pistola, de 1,75 de estatura, con lentes oscuros, con el rostro semicubierto y que aparentaba tener unos 25 años, le ordenó a su cómplice que se apoderara de todos los anteojos que pudiera y los colocara en una bolsa.
Este último, según el testimonio de la comerciante, era un menor de edad que no tendría más de 16 años e ingresó con su cara descubierta.
Se estima que se llevaron unos 90 pares y además se alzaron con una notebook que se encontraba en un escritorio.
Luego escaparon a pie en dirección a la calle Namuncurá y al salir casi se llevan por delante a una clienta que ingresaba al local tras lo cual las víctimas del asalto llamaron a la policía que llegó en contados minutos, pero no pudieron ubicar a los delincuentes a pesar del intenso rastrillaje que se hizo por calles cercanas.

CARA CORTADA
Como hecho significativo, Vanina Bar dijo a la prensa que alcanzó notar que el sujeto que portaba el arma de fuego tenía una cicatriz en la mejilla izquierda, dato de suma importancia para el personal policial afectado a las investigaciones, que estaba buscando en los archivos a personas con antecedentes que tengan marca de alguna herida en la cara.
La dueña de la óptica valuó el material sustraído, entre anteojos y notebook, en una suma que supera los 100 mil pesos, en tanto que hasta el cierre de esta edición la policía seguía algunas pistas para dar con los autores del hecho.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico