Asaltan en plena tarde un locutorio de la Portugal y se llevan $4.000

Un delincuente a cara descubierta irrumpió en el locutorio y multirrubro.Amenazó con un revólver al encargado. Se apoderó de la recaudación y de una notebook. Se presume que contaba con el apoyo de un cómplice que hizo de campana.

Momentos de temor vivió Pedro, el encargado del local que se encuentra sobre el sector comercial de la avenida Portugal 369, entre Sargento Ramírez y Colonos Galeses. Fue víctima de un robo armado en el mismo local en el que Sergio Aballar (39) recibió un disparo a la altura del abdomen durante la mañana del 6 de noviembre 2010.
La bala calibre 22 le quedó alojada cerca de la columna vertebral a Aballar y quedó imposibilitado de mover sus miembros inferiores. Está postrado en una silla de ruedas con diagnóstico de cuadriplejia. El condenado por ese asalto, Leonardo Tascón, cumple el tramo final de una pena de 8 años. Ya el domingo 14 de febrero último fue detenido por ingresar a un domicilio cuando cumplía libertad condicional.
En esta oportunidad, un delincuente irrumpió ayer a las 15:45 en el locutorio que era atendido por su encargado. En esos momentos se encontraba solo y sin clientes. Se trata de un sector muy transitado y rodeado de otros comercios.
El ladrón esgrimió un revólver para exigir a los gritos todo el dinero de la caja registradora. En diálogo con El Patagónico, el damnificado precisó: "entró solo con un arma y otro lo estaría esperando en la esquina porque se fueron enseguida".
En contados segundos el delincuente, que actuó con la cara descubierta, se alzó con unos 4.000 pesos que eran para el pago de proveedores. El individuo, de entre 25 y 30 años, habría corrido hacia Colonos Galeses, donde lo habría esperado su cómplice para completar la huida.
Pedro aseguró que se trata del primer robo armado que sufre en cinco años cuando el comercio comenzó a funcionar luego del asalto que sufrió Aballar. "Han venido a arrebatar cosas o se llevan mercadería. A esta hora uno no se lo espera (un asalto) y hasta ahora estaba muy tranquilo", analizó el encargado del comercio.
La policía de la Seccional Tercera y la Brigada de Investigaciones tomaron intervención y procuraban identificar a los autores que serían del mismo barrio. También iban a recurrir a cámaras de seguridad de la zona para avanzar en la causa. Fuentes oficiales aclararon que la víctima del robo fue la empleada del local y que el total sustraído fueron $800, y no la cantidad que aseguró el encargado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico