Asaltan a un matrimonio en el Fuchs y le llevan un televisor de 50 pulgadas

Alrededor de las 2 de ayer, tres delincuentes ingresaron a una vivienda de Malvinas al 200 en el barrio José Fuchs y sorprendieron a un matrimonio cuando dormía. Le asestaron patadas en la cabeza al dueño de casa mientras que su esposa logró encerrarse en el baño y llamar a la policía. Efectivos de la Seccional Segunda llegaron cuando los asaltantes ya se habían marchado con una cartera de la mujer, teléfonos celulares y un televisor de grandes dimensiones.

Durante la madrugada de ayer, tres delincuentes asaltaron a un matrimonio mayor que dormía en su vivienda de Malvinas al 200 del barrio José Fuchs. Los delincuentes ingresaron al patio y rompieron una ventana de la puerta principal de la casa para acceder a la misma.
"Cuando escucho los ruidos, me levanto medio dormido y los tipos ya habían entrado. Estaban los tres en la ventana y había uno que tenía una (pistola) automática. Yo le vi el cañón", contó ayer René a El Patagónico.
Los asaltantes redujeron al hombre, lo tiraron al suelo y uno de ellos le pegó cuatro patadas en la espalda y en la cabeza. Le exigían dinero mientras la víctima les repetía que no tenía.
Su esposa, Daniela, había alcanzado a esconderse en el baño cuando escuchó los ruidos y desde allí llamó a la policía.
Cuando se percataron de la acción de la mujer, los ladrones se fueron llevándose teléfonos celulares, una cartera con documentación y un televisor LED de 50 pulgadas.
Incluso uno de ellos tomó primero el control de la señal satelital y se dio cuenta de que ese no era el control remoto del televisor y lo cambió por el que correspondía, para recién entonces llevarse el del aparato. "Saben lo que vienen a buscar", narró Daniela.
Se presume que los acompañaba un cuarto ladrón a bordo de un vehículo para llevar semejante aparato electrónico. Cuando la policía de la Seccional Segunda llegó los delincuentes ya se habían ido.
Según comentaron los policías, se sospecha que la banda ya había cometido otro asalto en el barrio Pueyrredón, lo que es materia de investigación.
Los delincuentes de ayer eran jóvenes, estaban encapuchados e incluso utilizaban guantes.
A René le queda la impotencia. "Estás indefenso, porque si hacés algo tenés toda la estructura judicial para defender a esta gente", lamentó René.
"Hoy es el derecho de los delincuentes", agregó Deniela muy angustiada por la situación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico