Asaltan vinoteca que hace exactamente un año fue objeto de similar delito

Daniel Antúnez, propietario de la vinoteca "El Roble", fue víctima de un asalto en la noche del miércoles, justamente al cumplirse un año de otro hecho delictivo similar que sufrió en el mismo local. En ambos casos los delincuentes fueron tres y actuaron encapuchados.

Caleta Olivia (agencia)
Alrededor de las 22:40, tres encapuchados irrumpieron en el comercio, ubicado sobre la calle Mosconi, entre la avenida Fagnano y Namuncurá, del barrio 26 de Junio.
En el interior solo se encontraba Antúnez, quien relató que los individuos ingresaron portando dos armas de fuego, exigiéndole uno de ellos que entregara el dinero de la caja registradora, tratándose de alrededor de 1.500 pesos, mientras el restante le apuntaba con un arma de fuego.
En tanto, el tercero introdujo en una mochila varios paquetes de cigarrillos y habanos, como así también al menos cinco botellas de fernet.
Antes de emprender la huida, le quitaron a Antúnez la llave de la puerta de acceso al local, la cual cerraron desde afuera para que no los pudiera perseguir, arrojándola luego a pocos metros de la entrada. Antes de ello, a modo de sorna le dijeron al propietario que "Coca (Cola) no vamos a llevar porque ya tenemos la plata para comprarla".
Inmediatamente, la víctima se comunicó con la guardia de la Seccional Primera de Policía, cuyos efectivos se hicieron presentes en el lugar y realizaron un rastrillaje por las inmediaciones, en base a las características aportadas por Antúnez.
Cabe mencionar que la vinoteca cuenta con un sistema de cámaras de seguridad en el interior, las cuales eran analizadas por los investigadores para determinar las identidades de los asaltantes.

DELITO CALCADO
Vale recordar que esa misma noche se cumplió justamente un año de otro violento asalto en el mismo local, que también tuvo como víctima a Antúnez.
Fue el martes 24 de febrero de 2015 a las 23:15, cuando tres delincuentes, también encapuchados y portando sendas armas de fuego, irrumpieron en el local y se alzaron con 3.000 pesos en efectivo y un teléfono celular, tras pegarle un culatazo a la víctima.
En esa oportunidad la policía realizó diversas investigaciones, pero no logró dar con los delincuentes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico