Asaltaron comercio y quedaron grabados en cámaras de video

Dos delincuentes quedaron registrados en las cámaras de video cuando en la noche del martes cometieron un violento asalto en la rotisería "La Exquisita", ubicada en la esquina de las calles José Hernández y Juan José Paso de esta ciudad.

Caleta Olivia (agencia)

Los sujetos, que por su fisonomía serían mayores de edad, ingresaron a las 22:06 al local con sus rostros cubiertos, llevando un arma blanca y una pistola.
En el interior del comercio se encontraba su propietario, Alejandro Víctor Vera, junto a su esposa, Rita Ruiz, y un empleado, quienes estaban en un sector posterior y fueron sorprendidos ante el grito de "esto es un asalto, denme toda la plata".
Sin dudarlo, Vera entregó 1.000 pesos que tenía en ese momento en la caja registradora, pero el delincuente que llevaba el arma de fuego no le creyó y traspasó el mostrador para revisar él mismo la caja. Al comprobar que no había más dinero, la arrojó al suelo con furia.
Incluso intentaron ingresar al sector posterior, pero Ruiz comenzó a gritar "policía, policía", lo que puso en pánico a los sujetos que huyeron a pie en dirección a la zona céntrica.
Inmediatamente las víctimas se comunicaron con la guardia de la Seccional Segunda de Policía para alertarlos del hecho, por lo que una comisión de efectivos se hizo presente en el lugar y realizó un amplio rastrillaje por el lugar, pero los resultados fueron negativos.
En la mañana de ayer, el propietario de la rotisería contó a El Patagónico que poseen el comercio desde hace más de 9 años y que es la primera vez que son víctimas de un asalto.
Además, mostró los videos grabados por las cámaras de seguridad, en donde se puede observar a los individuos actuar durante dos minutos para concretar el robo, los cuales serán fundamentales para que los investigadores puedan dar con los delincuentes.

HUYERON A PIE

La rotisería posee cinco domos ubicados en distintos puntos del local; incluso uno de ellos está en el exterior y da hacia la calle Juan José Paso, donde se observa a los delincuentes llegar a pie sin cubrir sus rostros y tres minutos más tarde ingresar al local con pasamontañas y capuchas.
El que llevaba un arma de fuego (podría tratarse de una 9 milímetros) traspasó el mostrador apuntando al propietario y empleado, mientras que al que empuñaba un cuchillo se lo nota un tanto nervioso y prácticamente permanece parado en el mismo lugar durante el robo, hasta que se apoderan del dinero y huyen a pie en la misma dirección en la que llegaron.
Vale recordar que otro hecho de inseguridad se registró entre las últimas horas del lunes y la madrugada del martes, a menos de cinco cuadras de la rotisería, donde desconocidos robaron elementos para procesar tortas, masas finas y postres, del interior de la pastelería "Soñarte".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico