Asaltaron el Colegio Cervantes minutos después que se retiraron los estudiantes

El robo se registró ayer a las 17:30 en momentos en que se encontraban la directora de la escuela privada y su hermana, el padre de un estudiante con su hijo de 7 años y dos maestras de jardín. Los ladrones llamaron por su nombre a la dueña y la apuntaron exigiéndole dinero. Se llevaron su cartera, teléfono celular y una suma de dinero no precisada. Los individuos escaparon a bordo de una camioneta roja.

El asalto fue perpetrado por cuatro delincuentes -uno de ellos permaneció a bordo de una camioneta Ford Ranger como chofer- y se produjo minutos después que se retiraran los estudiantes del turno tarde en el edifico que funciona sobre la calle Clarín 726, casi Canadá, del barrio Pueyrredón.
La propia directora del instituto privado, Lucía de Corchuelo, comentó a El Patagónico que los individuos conocerían los movimientos del lugar y hasta la llamaron por su nombre.
Uno de los tres hombres que ingresó al establecimiento permaneció únicamente en la puerta con un arma y se tapaba el rostro con un cuello o chalina.
Los estudiantes terminaron de retirarse a las 17:15 y quince minutos después los delincuentes tocaron el timbre de la puerta. Los hicieron ingresar en momentos en que un integrante de la fuerza policial y padre de un alumno abonaba la cuota del mes en el sector de la dirección que se encuentra a unos cinco metros de la puerta de ingreso.
El efectivo estaba vestido de civil y con su arma reglamentaria. A su lado estaba su pequeño hijo de 7 años que cursa el segundo grado.
Dos de los tres ladrones que ingresaron al colegio se dirigieron a la dirección y el que estaba con una pistola en la mano intimidaba a la dueña repetidas veces: "Lucy dame la plata, Lucía dame la plata".
Ante la dramática circunstancia, el policía no reaccionó por la seguridad de su hijo que "quedó petrificado", describió Corchuelo.
La mujer en esos momentos consideró que se trataba de una broma. "Pensé que era un chiste", agregó luego de todo lo sucedido.
Dos maestras de jardín que estaban en un aula vieron a los delincuentes armados a través de una ventana y ante el temor se escondieron.
Finalmente, los ladrones se apoderaron del dinero recaudado por las cuotas del mes de los estudiantes -monto que no fue precisado-, la cartera y el teléfono celular de la responsable del colegio, y documentación del establecimiento.

HUYERON EN UNA RANGER
Los individuos corrieron hasta la calle donde los esperaba un cuarto integrante de la banda a bordo de una Ford Ranger roja que tenía las puertas abiertas. Huyeron por la avenida Canadá.
El policía de civil alertó al 101 del Centro de Monitoreo y luego salió tras los delincuentes.
Distintos móviles policiales patrullaron la zona hasta el barrio 30 de Octubre sin dar con el vehículo sospechoso. Uno de los individuos utilizaba anteojos negros con ropa oscura, otro tenía puestas prendas de vestir deportivas y el otro una campera negra.
La policía de la Seccional Tercera y la Brigada de Investigaciones trabajaban anoche en la recolección de información y la verificación de las cámaras de seguridad para identificar a los autores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico