Asaltaron un VIP disfrazados de policías y se llevaron hasta los perfumes

Una banda de delincuentes vestidos como policías asaltaron un VIP que funciona en un sector semicéntrico de Trelew y a punta de pistola desvalijaron a las cuatro "alternadoras" que se encontraban en el lugar. Las mujeres fueron encerradas y los ladrones huyeron al no poder callar al caniche de una de ellas.

El asalto ocurrió anteanoche y la policía cree que los uniformes que usaron son algunos de los que hace unas semanas le sustrajeron de la camioneta a un distribuidor de indumentaria policial, en un robo que ocurrió en la zona norte de Trelew y que el perjudicado no habría querido denunciar.

La "casa de citas" saqueada se encuentra ubicada en el pasaje Cruz del Sur casi Buenos Aires y el hecho sucedió alrededor de las 22. Fueron al menos cinco delincuentes armados y con sus rostros cubiertos los que se metieron al lugar, después que un cómplice que se hizo pasar como cliente les facilitara el ingreso. Y una vez adentro redujeron a las mujeres y les robaron. La policía estima que el dinero que se llevaron oscilaría entre los 4.000 y 5.000 pesos.

"Al principio creímos que era un allanamiento", dijo una de las víctimas, al referirse a la vestimenta que llevaban la mayoría de los asaltantes y otra contó: "tocó timbre un chico y cuando fui a atenderlo me dijo que venía por un servicio, entonces le abrí la puerta y ahí se metieron, eran como seis los que me encararon. Estaban todos armados", aseguró.

"A mí me metieron a una pieza, después buscaron a las otras chicas y nos ataron a todas", añadió y aseguró que los ladrones buscaban: "plata y droga".

Las mujeres aseguraron que todos estaban vestidos como policías agregó una de las víctimas en diálogo con El Chubut. Una de las compañeras aclaró que el único que no tenía puesta la misma indumentaria era el que llegó primero, que se hizo pasar por un cliente.

Las mujeres coincidieron en que el accionar de los delincuentes fue violento, de hecho a una de ellas le pegaron un culatazo en la cabeza exigiéndole que les dieran plata.

"No tenemos plata, le dije. Revienten toda la casa, pero no tenemos nada, le dije y ahí me empezaron a dar cachetazos pidiéndome la llave de mi casillero en donde tengo mi ropa, y de ahí se llevaron mis perfumes. Rompieron todo y se llevaron de todo. Pensé que era un allanamiento pero no; eran ladrones", contó la que sería la responsable del lugar.

Las mujeres fueron encerradas en distintas dependencias de la casa, solo a tres ataron con precintos y cordones, y una cuarta que quedó desatada liberó a las restantes. Les robaron dinero, ropa, calzado, los celulares y hasta perfumes; después ataron a la mayoría con precintos, las encerraron y se fueron porque no pudieron hacer callar al perro caniche de una de ellas.

Al ser consultadas sobre si ya habían vivido un hecho similar, contó una -previo aclarar que hace cuatro meses que están con el VIP- que solo habían tenido un arrebato, el de un teléfono celular robado por un jovencito.

La policía iba a indagar en algunas cámaras de seguridad que hay en ese sector de la ciudad y es optimista con conseguir la imagen -por lo menos- del vehículo que usaron los delincuentes para llegar y huir del lugar. No descartan los investigadores que alguno de ellos ya haya estado con anterioridad en el VIP.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico