Asaltó a una familia vecina y cuando lo denunciaron intentó apuñalarlos

N.U. reside en Roca al 1.700 del barrio Moure. El domingo, junto a un cómplice, asaltó a una familia vecina y las víctimas lo reconocieron. Les apuntó con un arma a un nene y al dueño de casa para llevarse un televisor que dejaron abandonado en la cuadra. Ayer volvió a la vivienda y amenazó a las víctimas porque lo habían denunciado. Intentó apuñalar a uno de ellos. Lorena Sánchez, una de las damnificadas, pide a los jueces y a la Asesoría de Menores que no vaya preso, pero sí que lo internen en un centro de rehabilitación porque a muchos adolescentes "la droga los lleva a delinquir".

"Quiero que la juez de Menores no lo meta preso, sino que lo lleven a un centro de rehabilitación, que hagan algo. No puede ser que un menor haga desastres y no hagan nada", pide Lorena Sánchez. Es que U.N., de 16 años; que reside en Roca al 1.700 y que cuenta con varios antecedentes por robo, asaltó a su familia el domingo a las 18.
El adolescente les apuntó con un pistolón al dueño de casa y a un nene. La familia víctima del robo no se encontraba en la vivienda y regresó justo en el momento en que le estaban robando. Le llevaban un televisor que los delincuentes, en medio de la huida, debieron abandonar en el techo de una vivienda cercana.
El menor de edad –quien reside a unos 50 metros de distancia de las víctimas- fue detenido por personal policial de la Seccional Sexta y quedó a disposición de la Justicia. Según las fuentes consultadas, fue sorprendido en el momento en que intentaba subirse al vehículo de su madre para escapar.
"Yo tengo mi familia, tengo mi bebé, estoy embarazada, hoy vino me apuntó, vino con navaja, decí que salió mi hijo más grande. Yo a él lo conozco de chiquito, del fútbol, uno lo ayuda a salir. El domingo yo no iba a hacer la denuncia, aparte tengo que velar por mis hijos, pero que haga algo el intendente porque no puede ser que porque sean menores lo dejen suelto. Andan con pistolas. El otro día con terrible pistolón apuntó a mi bebé y a mi marido" denunció públicamente la damnificada después de que el adolescente regresara ayer para amenazarlos.
"Los padres de él también están cansados, ya no saben qué hacer, por eso pido que lo lleven a curar, para eso están los jueces de menores. Ha robado locutorios, comercios", relató la víctima. La policía ratifica que el adolescente en cuestión ha protagonizado varios hechos delictivos en el barrio.
Sánchez le pide al intendente Carlos Linares: "que haga algo por los jóvenes. El sabe que yo trabajé con los equipos de fútbol del Moure".
Reiteró que ella conoce al adolescente desde chico y por eso el domingo no quería hacer la denuncia. "Me da lástima, pero ya es el colmo, yo no pido que vaya preso, que lo ayuden, que vaya a rehabilitación con el tema de la droga porque no hay nadie que los ayude a los menores. ¿Cuántos andan armados y nadie hace nada?" reclamó.

"LA DROGA LOS LLEVA A DELINQUIR"

Lorena Sánchez dimensiona que muchos padres se han ido del barrio porque sus hijos caen en la delincuencia. "La droga los lleva a delinquir", reiteró.
Recordó que años atrás trataba de mantener entretenidos a los chicos del Moure con una pelota para que no cayeran en el flagelo del narcotráfico. De la mano, llevaba a los pequeños por las calles del barrio hasta la cancha de Huracán después de darle la leche en su casa. Cree que la solución es trabajar con una asistente social en el lugar. Para eso pide que el municipio trabaje más en el barrio. "¿Cuántas muerte hubo acá en el Moure?", se preguntó.
Describió que es la sexta vez que le roban y "nadie ve nada".
Ahora vive con miedo porque "él tiene arresto domiciliario. Puede escaparse a la noche y venir a matarnos. El domingo nos avisaron que tenía arresto domiciliario. Pero se escapó (ayer) y nos vino a apuñalar".
La mujer, embarazada de tres meses y medio, volvió a dejar asentado frente a la policía el episodio que le tocó vivir. Dice que la gente ve a un chico drogado en el barrio y lo ignoran, lo discriminan, pero insiste en que hay que ayudarlos.
"Lo tuve que correr con un palo y una piedra, porque no sabés qué hacer, te desesperás. Yo le pido a la Justicia que se preocupen por los jóvenes, por los niños, que hay chicos chiquitos en la calle, para eso están las asistentes sociales, que el intendente mire eso igual. No puede ser que haya chicos limpiando autos en la calle, no hay protección de jóvenes, ni de niños", cuestionó.
"Si te tienen que matar te van a matar. Es por la droga. Después se arrepienten. Yo lo que quiero es que lo ayuden, no que vaya preso, que hagan algo. El papá no sabe qué hacer", reiteró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico