Asaltó una panadería y le rompió la cabeza a una clienta de un culatazo

Un solitario delincuente ingresó ayer pasadas las 15 a una panadería de Sargento Cabral y Río Negro y le pegó un golpe con el arma en la cabeza a una mujer mayor que compraba en el lugar. También se llevó la recaudación.

Ayer a media tarde un delincuente le quiso quitar el dinero de la mano a una clienta de la panadería La Fueguina del barrio 9 de Julio cuando se disponía a pagar en la caja. La mujer no entendió muy bien la situación porque estaba de espaldas a la escena del robo y el delincuente la agredió de un culatazo en la cabeza.
El ladrón, según los testimonios de las víctimas, irrumpió con un arma de fuego y advirtió con un grito que se trataba de un asalto. En ese momento además de la clienta que pagaba su compra había cuatro empleadas de la panadería y otra mujer que había ido a asesorar por una obra social.
El ladrón alto y robusto, con su rostro semicubierto, le pegó a la clienta con el arma. La mujer cayó al suelo y las empleadas se escondieron en el baño por el miedo. Entonces el asaltante aprovechó la situación para sustraer 500 pesos de la caja.
El delincuente se fue corriendo y la mujer debió ser asistida por una ambulancia que la trasladó al Hospital Regional para ser sometida a estudios de rigor.
La sucursal con solo dos meses de funcionamiento ya había sido asaltada el 10 de febrero. En esa ocasión los asaltantes fueron dos. También en medio de ese robo quedó presa del miedo una mujer mayor. Aquella vez uno de los delincuentes le apuntó a una de las empleadas y le dijo que si no le daba la plata, la "quemaba".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico