Aseguran que vieron al fugado Avila Maya cuando robaba en un comercio del centro

Un testigo del robo a la tienda "Para Vestir Santos", ocurrido durante la madrugada del jueves 10 de marzo en la calle Belgrano al 800, cree haber visto en el lugar al delincuente que cinco días antes escapó de la Seccional Segunda. La Brigada de Investigaciones no confirmó ni descartó la posibilidad de que se trate del homicida de Santiago Blanco.

Ya pasaron doce días de la fuga del homicida Lucas Avila Maya por los techos de la Seccional Segunda. La policía ha recibido algunos llamados de personas que aseguran haber visto al prófugo en Comodoro Rivadavia.
Uno de los testimonios que analiza la Brigada de Investigaciones es de una persona que está convencida de que Avila Maya es uno de los autores del robo que sufrió "Para Vestir Santos", una tienda de ropa situada en Belgrano al 800.
Los delincuentes, que se presume eran dos se llevaron gran cantidad de pantalones, todo tipo de vestimenta de primera marca y hasta una notebook. Uno de los autores pateó la puerta de madera de ingreso hasta destrozarla y se introdujo por una de las placas inferiores de la antigua abertura.
Un testigo comentó a las víctimas que uno de los delincuentes era igual a Avila Maya, el homicida del empresario Santiago Blanco condenado a 17 años de prisión y que se escapó el sábado 5 de marzo de la Seccional Segunda, luego de apilar sillas para alcanzar el techo donde forzó unos barrotes.
La policía levantó huellas en el lugar de robo, pero resta conocer los resultados Los investigadores también buscan recopilar imágenes de comercios de la zona que cuenten con cámaras y que puedan haber tomado a los autores.
Según pudo averiguar El Patagónico, ya el domingo 6 de marzo la camioneta de un alto jefe policial estacionada en el sector ya había dañado la puerta y las ventanas del comercio en un accidente. Esta no había quedado con cambio ni freno de mano por lo que se desplazó sin control contra la tienda.
Con el frente del local destrozado, los delincuentes aprovecharon el jueves 10 de marzo para seguir rompiendo la puerta a patadas e introducirse. La alarma del local sonó y tuvieron solo unos minutos para escapar.
El testigo relacionó la fisonomía de uno de los delincuentes con el fugado Avila Maya, pero lo hizo recién tres días después cuando un individuo de aspecto similar lo intimidó en la calle. El hombre llamó en reiteradas oportunidades a la policía diciendo que se trataba del fugado que andaba armado y que era el mismo que había robado en el comercio, pero cuando ese segundo sospechoso fue identificado por los agentes, se trataba de otra persona.
De todas maneras, la Brigada de Investigaciones -al mando del comisario Julián Vilches- no confirma ni descarta de que Avila Maya haya estado involucrado en el robo. Tampoco se descarta que todavía continúe en Comodoro Rivadavia e intente de un momento a otro desplazarse hacia su provincia natal, Mendoza.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico