Asesinado de cinco disparos

El ataque tuvo lugar el jueves alrededor de las 23:30, cuando Axel Barra intentaba llegar a su casa, ubicada en la calle Gastre al 5.200. Según contó su madre a la Fiscalía, iba a buscar a su novia, luego de que se viera alertado por el sonido de disparos mientras disfrutaba de un asado.
Fue en ese marco, cuando uno de los integrantes de un grupo le gritó “vigilante”. El joven se dio vuelta, y mientras los atacantes se acercaban hasta quedar a unos tres metros, él permaneció quieto.
Así recibió dos tiros a la altura de las rodillas, ejecutados presuntamente por Nahuelquir, otro en la zona de la ingle, y el último en la espalda.
La secuencia fue vista por su madre y su hermana, quienes al llegar personal policial señalaron que los imputados se escondieron en la casa de Nopay. Mientras tanto, en la zona se encontró una bolsa plástica con caramelos, otra bolsa con un revólver 32 largo y una pistola, además de proyectiles de plomo, municiones de escopeta, y cinco cartuchos de bala 380. Todos afuera de la vivienda de Nopay, informó la justicia.
A estos indicios se sumó uno más en la tarde del viernes, luego de que una vecina de la calle trasera a donde se produjeron los incidentes, denunciara que en su patio encontró un revólver 38 con vainas servidas y número limado. El arma fue secuestrada y se sumaría a las pruebas preliminares de esta investigación que continuará con la realización de diversas pericias mientras los sospechosos siguen detenidos.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico