Asesinados mientras dormían

Claudio Norberto Lamonega (50) asesinó uno por uno a los integrantes de la familia de su pareja Marisa Santos (48), quienes residían en la calle Sarmiento 445 en el centro de Sarmiento. Ocurrió entre las 3:25 y las 9:50 del domingo 23 de noviembre de 2014 cuando las víctimas dormían en sus respectivas habitaciones.
La primera en ser asesinada fue Ana Victoria Ramis (17), a quien el homicida le asestó dos disparos en la cabeza con un arma con silenciador. Luego siguió su plan con Lucas Ramis (15) con otros dos tiros, uno le ingresó en el pómulo izquierdo y el otro en el parietal superior izquierdo cuando ya estaba sin vida. Por último le efectuó un solo disparo a Marisa, también en la cabeza.
Para la fiscal Andrea Vázquez el ensañamiento de Lamonega contra los hijos de su pareja obedece a que los consideraba el obstáculo que le impedía convivir con la mujer.
A pesar de haber utilizado un silenciador, el homicida cometió diferentes torpezas que fueron descubiertas por los investigadores. Además, cámaras de seguridad callejeras lo grabaron después de los crímenes conduciendo el vehículo de Marisa.
Testigos además lo ubicaron en las cercanías de un canal de riego, donde se deshizo del cargador del arma y del teléfono celular de su pareja.
En ese contexto, la fiscal pidió la aplicación de la pena de prisión perpetua y el mantenimiento de la prisión preventiva, hasta que la sentencia adquiera grado de firmeza.
Vázquez consideró que hoy se retomará el juicio como "una formalidad en la que se van a conocer los fundamentos de la sentencia, porque la pena no puede ser otra que perpetua. Nos van a leer el fundamento de cómo los jueces llegaron a esta decisión", afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico