Asesinaron a cinco policías durante una protesta por violencia racial

Dos hombres dispararon a mansalva durante una manifestación en la ciudad de Dallas por violencia racial, en protesta por la muerte de dos ciudadanos negros en manos de policías. Hay confirmados cinco policías fallecidos y ocho heridos.

La Policía arrestó a tres personas, dos hombres y una mujer, mientras que otro se atrincheró en un estacionamiento de varias plantas desde donde intercambió disparos con las fuerzas del orden. Según informaron medios locales, el sospechoso atrincherado se suicidó, aunque no hubo confirmación oficial al respecto.

Desde Varsovia, Polonia, donde participará de una cumbre de la OTAN, el presidente estadounidense, Barack Obama, calificó el hecho como "despiadado, calculado y despreciable".

"Aún no conocemos todos los detalles. Lo que sí sabemos es que ha sido un ataque despiadado, calculado y despreciable contra agentes de seguridad", dijo Obama en una declaración a la prensa tras reunirse en la capital polaca con los presidentes del Consejo Europeo y la Comisión Europea.

El mandatario recordó que hay "varios sospechosos" y que espera saber pronto más "sobre sus retorcidas motivaciones", informó la agencia EFE.

"No hay justificación posible para este tipo de ataques o para cualquier violencia contra los agentes de seguridad. Cualquier implicado en estos asesinatos acabará rindiendo cuentas. Se hará justicia", subrayó Obama.

De acuerdo a las informaciones oficiales, los francotiradores acabaron con las vidas de cinco agentes de Policía -cuatro de autos de patrulla y un guardia de tráfico- y herido a otras ocho personas -siete agentes y un civil- durante el transcurso de una manifestación pacífica contra la violencia policial en el centro de Dallas en memoria de Alton Sterling y Philando Castile, dos hombres de raza negra asesinados sin motivo aparente por las fuerzas policiales.

La emboscada fue ejecutada por al menos dos individuos apostados en dos edificios de estacionamiento situados a ambos lados de la calle por la que transitaban los manifestantes, atrapando a un pequeño contingente policial que controlaba el paso de la marcha en un "fuego cruzado" contra el que los agentes no tenían respuesta posible, según relató a la agencia Europa Press el jefe de Policía de la ciudad, David Brown.

"Los asaltantes dispararon de manera coordinada y triangulando desde una posición elevada justo sobre el lugar donde iba a terminar la marcha. Algunos de los agentes murieron por disparos en la espalda", explicó Brown.

Por su parte, el alcalde de Dallas, Mike Rawlings, afirmó que "se trata de una mañana que nos ha roto el corazón a todos".

"Cuando decimos que nuestros agentes se juegan la vida todos los días, no es ni mucho menos una hipérbole, es la realidad", añadió.

Fuente: TELAM

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico