Asesinaron a tiros a quien siendo adolescente estuvo implicado en el asesinato de un remisero

Axel Barra iba a cumplir ayer 19 años. Según la investigación policial, en la noche del jueves fue abordado por un grupo de jóvenes que le asestó cinco disparos cuando caminaba acompañado de su novia y su madre. Dos armas quedaron abandonadas en la escena del crimen. Además de haber estado implicado en el homicidio del remisero Oscar Ibarrola Yáñez, ocurrido en 2012 cuando era menor de edad, Barra registraba en los últimos años siete causas de robos por las que el Ministerio Público Fiscal buscaba condenarlo a cinco años de prisión en un juicio abreviado. Hoy afrontarán la audiencia de control judicial los siete detenidos por su muerte. Cuatro de ellos estarían vinculados en forma directa con el asesinato. Entre esos sospechosos se encuentra José Barrales, quien está imputado en un homicidio registrado en 2015 donde también se investigó al fallecido.

Axel David Barra no alcanzó a festejar sus 19 años, lo mataron minutos antes de que llegara ese día. Había nacido el 1 de abril del 1997 y llevaba el apellido de su madre. Mientras la comunidad comodorense lo conocía a través de las crónicas policiales como el hermano de Cristian "Chucky" Monsalvo, en la extensión del Máximo Abásolo tenía fama propia por sus andanzas y hasta sus vecinos le temían.
Siendo menor de edad, según confirmaron fuentes judiciales, Axel Barra estuvo implicado en el homicidio del remisero Oscar Ibarrola Yáñez (62), asesinado en el Cordón Forestal durante la tarde del 16 de febrero de 2012. Fue en ocasión de robo. El entonces adolescente acompañado de Silvia Alejandra Osorio –quien llevaba un bebé en brazos- simularon ser pasajeros. Le asestaron al menos 20 puñaladas para alzarse con la recaudación.
Por su edad, Barra recibió una medida cautelar y de protección requerida por la familia para su internación en un centro de rehabilitación mientras la mujer falleció en febrero de 2014 en un incendio registrado en la cárcel de Trelew, donde cumplía condena por el homicidio del remisero.
Ya siendo mayor de edad, Barra se vio implicado en diversos delitos. Incluso el 12 de abril de 2015, sobre las 22, había sido detenido luego de conocerse el homicidio de Gustavo Flores, un joven que viajaba a bordo de una camioneta por el barrio Abásolo cuando una bala atravesó la cabina y le ingresó en la cabeza.
Barra fue sorprendido esa noche por la policía cuando manipulaba una pistola calibre 9 milímetros, marca "Bersa". Ese arma, según la Fiscalía, se utilizó para matar a Flores. A Barra sólo se lo investigo por el delito de tenencia ilegal de arma de guerra. Quien fue imputado del asesinato de Flores y se presentó ante la Justicia fue José Barrales.
Esa causa ya fue acusada y Barrales esperaba el juicio en libertad. Sin embargo, éste fue uno de los detenidos de ayer entre los sospechosos por el homicidio de Barra.

ASESINADO DE CINCO TIROS
Según la investigación policial, el jueves sobre las 23:30, Barra caminaba junto a su madre y a su novia por Gastre al 5.000, en la extensión del barrio Máximo Abásolo, cuando un grupo de al menos cuatro jóvenes lo abordó. Se escuchó una ráfaga de disparos y Barra cayó al suelo. Hubo corridas y enfrentamientos entre grupos antagónicos hasta que llegó la policía.
Los patrulleros fueron recibidos a pedradas y palos. Hubo desbande cuando la policía reprimió con postas de goma y se detuvo a cinco personas por atentado, resistencia y daño. Fueron identificados como Sara Elena Quiroga, Rosario Nopay, Andrés José Nopay, José Omar Nahuelquir y José Alejandro Vidal, indicaron fuentes policiales.
Entre ellos, Andrés Nopay y José Omar Nahuelquir fueron señalados por los testigos del homicidio como sospechosos del crimen.
Barra fue llevado de manera particular al hospital, pero los disparos en la espalda y en las piernas, le habían quitado la vida. En la escena del crimen la policía encontró una bolsa de nylon con dos armas en su interior: una pistola y un revólver calibre 32.
Mientras tanto, ayer por la tarde se liberaron órdenes de allanamiento en busca de los hermanos Jonathan y José Barrales quienes también quedaron detenidos por el homicidio. José Barrales, como se señaló, permanecía en libertad pese a que estaba acusado de un homicidio del que se esperaba la realización del juicio.
El asesinato de Barra representa el cuarto homicidio registrado este año en Comodoro Rivadavia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico