Asesinaron a un policía con su propia arma en un trolebus de Mendoza

"Estas personas se subieron al trole y, aparentemente, no habrían querido pagar el pasaje. Allí se produjo un enfrentamiento, intervino el efectivo y, tras un forcejeo, uno de los delincuentes le sacó el arma y le disparó en la cabeza", detalló el director de la Policía de Mendoza.

Un policía fue asesinado ayer de un tiro en la cabeza con su propia arma reglamentaria cuando se encontraba a bordo de un trole y forcejeó con dos pasajeros ebrios que se negaban a pagar sus boletos, en el departamento mendocino de La Heras, informaron fuentes del Ministerio de Seguridad provincial.
La víctima fue identificada por los voceros consultados como Ariel Tobares (39), quien se desempeñaba en la Unidad Policial de Asistencia al Turista y estaba vestido de civil, aunque realizando un servicio adicional.
Según las fuentes, el hecho ocurrió cerca de la 1:10, a bordo de un trole que circulaba por avenida San Martín, a metros del cruce con Independencia, de Las Heras, cuando el efectivo discutió con dos pasajeros que aparentemente no quisieron abonar el boleto.
El director general de la Policía de Mendoza, Juan Carlos Caleri, informó a la prensa que "los delincuentes estaban ebrios" y explicó que el efectivo realizaba un servicio extraordinario en la Empresa Provincial de Transporte.
De acuerdo al jefe policial, Tobares intervino ante una discusión entre el chofer y dos hombres mayores de edad que pretendieron subir sin pagar.
"Estas personas se subieron al trole y, aparentemente, no habrían querido pagar el pasaje. Allí se produjo un enfrentamiento, intervino el efectivo y, tras un forcejeo, uno de los delincuentes le sacó el arma y le disparó en la cabeza", detalló Caleri.
Tras el ataque, los delincuentes bajaron del trole y escaparon a la carrera, mientras que el policía baleado murió en el acto, según corroboraron luego los médicos del Servicio de Emergencia Coordinado (SEC).
El homicidio de Tobares es investigado por el fiscal de Delitos Complejos Juan Manuel Bancalari, quien le tomó declaración a los cinco testigos presenciales del hecho, el conductor del trole, que quedó en estado de shock a raíz de lo sucedido; y cuatro pasajeros que iban a bordo de la unidad.
El fiscal confirmó en declaraciones a la prensa que los dos agresores estaban alcoholizados y que el comienzo del entredicho con el chofer del trole fue porque éstos se habían negado a pagar el boleto.
"El chofer les pidió que se bajen y ahí intervino el policía", relató el funcionario judicial que respecto de cómo el tirador se apoderó de la pistola reglamentaria de Tobares señaló: "Todavía no puedo aclarar si el arma se le cae o se la sacaron."
Entre las evidencias que pudo recolectar el representante del ministerio público habría un video grabado con un teléfono celular por uno de los pasajeros que si bien no tomó imágenes claras si captó el audio de la discusión y del momento del disparo.
Los voceros añadieron que los pesquisas también buscan pistas sobre la identidad de los asesinos en las imágenes de una cámara de seguridad de uno de los locales comerciales ubicados cerca de la escena del crimen.
Además, los investigadores decidieron ofrecer una recompensa de 50.000 pesos para aquellas personas que aporten datos que permitan esclarecer el homicidio de Tobares, quien estaba casado con una compañera de la fuerza y era padre de tres hijos, uno de ellos, una beba de cinco meses.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico