Asesinaron de una puñalada durante un robo a una joven argentina en Brasil

La joven, que vivía en la localidad chaqueña de Fontana, había llegado el fin de semana último a Río de Janeiro junto con su esposo, su pequeño hijo de 4 años, y algunos amigos, con quienes se hospedaba en un departamento alquilado en Copacabana.

Una joven turista chaqueña que estaba de vacaciones en la ciudad de Río de Janeiro, fue asesinada de una puñalada por uno de los dos delincuentes brasileños que la asaltaron cuando estaba con dos amigas en la playa de Copacabana, y que ya fueron detenidos.
Fuentes del consulado argentino en Río de Janeiro informaron a Télam que el hecho se registró ayer a la madrugada, cerca de las 2:30, cuando la joven, identificada como Laura Pamela Viana (25), estaba con dos amigas tomando algo en la playa, a la altura de la avenida Atlántica al 1.800, que bordea la costa de Copacabana, a metros del Hotel Copacabana Palace.
La joven, que vivía en la localidad chaqueña de Fontana, había llegado el fin de semana último a esa ciudad brasileña junto con su esposo, Sergio Plutt (28), su pequeño hijo de 4 años, y algunos amigos, con quienes se hospedaba en un departamento alquilado en esa zona.
El cónsul adjunto en Río de Janeiro, Sebastián D' Alessio, relató en diálogo telefónico con Télam que Viana y dos amigas habían ido solas a la playa a tomar algo, con una heladerita y unas bebidas.
Si bien la playa en esa zona está iluminada, ya que la avenida Atlántica tiene faros que enfocan a la arena, no había gente en el lugar cuando dos brasileños se acercaron a las tres jóvenes e, inicialmente, comenzaron a hablarles.
"Primero les hablaron, después empezaron a pedirles cosas y luego se tornaron agresivos", contó D' Alessio en base al relato brindado luego por las amigas de la víctima.
El cónsul aseguró que las jóvenes no se resistieron a que les robaran aunque si trataron de irse rápido, momento en que Viana fue alcanzada y apuñalada a la altura del corazón por uno de los asaltantes.
A raíz de la lesión, Viana perdió mucha sangre y murió poco después en el Hospital Miguel Couto, del barrio Gávea, hasta donde fue trasladada por los bomberos que estaban en un puesto cercano al lugar del ataque.
En tanto, efectivos de la Policía Militar de Brasil que estaban en la zona lograron alcanzar y detener a los dos acusados del asalto, Paulo Henrique Coelho Moreira (22) -sindicado autor material del crimen- y Douglas Gonzaga (33), según la identificación dada por la prensa brasileña en base a fuentes policiales.
El cónsul adjunto dijo que tras los arrestos ambos detenidos fueron reconocidos por las amigas de Viana como los criminales que las abordaron.
Tras la muerte de la joven, se inició una causa judicial en Río de Janeiro y el cuerpo de la joven fue trasladado al Instituto Médico Legal de esa ciudad, para ser sometido a la autopsia de rigor.
En tanto, una vez que tomó conocimiento del hecho, el cónsul general argentino en Río de Janeiro, Marcelo Bertoldi, y su adjunto, Carlos Sánchez Vargas, asistieron a los familiares y amigos de la víctima en los trámites judiciales y consulares.
D' Alessio aseguró que no es común que turistas argentinos sufran este tipo de hechos violentos en Río de Janeiro y recordó que el último homicidio que hubo en ese estado fue en 2011 en Buzios, donde fue asesinado el platense Marcelo Fernández Villar (25) cuando fue a reclamar que le entregaran entradas que había comprado para el carnaval y quien se las vendía lo atacó.

QUIEN ERA LAURA
Laura Pamela Viana, de 25 años, vivía en Fontana, Chaco. El pasado sábado, junto a su marido, Sergio Plutt, y el hijo de ambos, Alejo, emprendió el viaje hasta las playas de Río de Janeiro.
La familia tomó un colectivo hasta San Pablo y desde allí, un avión que los dejó en la ciudad ubicada al sureste de Brasil. El viaje fue relatado por Plutt, a través de las redes sociales, con fotos que ilustraban cada momento.
Esta madrugada, Viana perdió la vida en manos de dos delincuentes que la sorprendieron mientras se encontraba con dos amigas en las playas de Río de Janeiro. Le robaron y, sin piedad, la apuñalaron.
Viana, según indica su perfil de Facebook, trabajaba en la empresa de telemarketing Allus, en Resistencia, Chaco.
El propio intendente de Fontana, Antonio Rodas, se refirió al hecho en cuestión. "Los Viana son una familia de trabajadores, buena gente", expresó en diálogo con La Radio 104.7.
Y agregó: "Era una joven que no merecía terminar así, una joven que se dispuso a disfrutar las vacaciones junto a su marido, su hijo de 4 años y sus amigas. Toda la comunidad de Fontana se encuentra en un estado de shock".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico