Así es la vida bajo cero en la Base Antártica Orcadas integrada por 16 argentinos

El capitán de Corbeta de Infantería de Marina Héctor Daniel Báez Mannino,habló con El Patagónico y relató las vivencias de la base más antigua y moderna, que este año cuenta con 16 argentinos dedicados a la recolección de muestras y datos meteorológicos a casi 1.500 kilómetros de tierra firme.¡Conocé cuál es la historia y la actividad que se desarrolla!

Con una temperatura promedio de 3 grados bajo cero, hay un grupo de 16 argentinos que palpitan la cotidianidad, distanciados, pero cerca a través de las telecomunicaciones. El último año, la tarea de la Base Orcadas se hizo visible gracias a la cuenta oficial @BaseOrcadas de la red social Twitter. Para muchos fue una novedad la tarea desempeñada a 1.500 kilómetros de Tierra del Fuego, pero lo cierto es que la base cuenta con 112 años de historia y una estructura moderna renovada después de un devastador incendio en la década del 70.

Capitán de Corbeta de Infantería de Marina, Héctor Daniel Báez Mannino, es quien se encarga de postear en la red social las tareas que se desarrollan en la base. Se encuentra acompañado de un grupo de 16 hombres pertenecientes, once de ellos, a la Armada, tres a la Fuerza Aérea Argentina y dos al Instituto Antártico Nacional.

Embed

La llegada de estos hombres a la Antártida, que se realiza en los primeros meses del año y culmina en marzo de 2017, implica una fuerte preparación de personal voluntario. "Requiere de un año de adaptación -detalló el capitán a El Patagónico- donde hacemos cursos de andinismo, con buzos técnicos de la Armada, incluso cursos para informarnos del cuidado del medio ambiente según las premisas del Protocolo de Madrid, de configuraciones geoterrestres y ejercicios de patrullajes intensos".

El trabajo diario en la base se inicia alrededor de las 6 de la mañana, después se procede al izamiento del pabellón nacional, para dar paso más tarde a las tareas de investigación y de mantenimiento de la base que incluye importantes edificaciones algunas con historia centenaria.

"Nos dedicamos a la colección de muestras, la investigación se hace en Buenos Aires, contamos con dos técnicos del Instituto Antártico, uno se ocupa de lo que es Geodesia y lo a teniente a los movimientos de tierra. Además tenemos una estación del servicio meteorológico nacional, que está conectada al servicio mundial meteorológico, y con el geomagnetismo, que es la encarga de ver cómo está el eje de la tierra acá", detalló a este medio el capitán. Además, comentó al pasar: "hoy hicimos censo de mamíferos, hay pingüinos".

Embed

A pesar de lo que el imaginario sugiere sobre la imposibilidad de permanecer en el exterior ante un clima tan hostil, Báez aseguró que se puede trabajar durante todo el día, ya que con varios meses en la zona "estamos aclimatados".

Sin embargo, advirtió que hay una regla estricta que da cuenta de aquello que quien nunca pisó la zona apenas imagina: "la actividad al exterior está ceñida a la norma de 1 hora de trabajo afuera por 15 horas protegido, porque sino caemos en el exceso de confianza, la actividad hace que uno entre en calor, incluso transpiramos debajo del overol, cuando eso seca se convierte en hielo".

Embed

Las postales que se comparten son de una belleza única y lo que se percibe detrás de ella es la soledad del equipo de voluntarios. "La sensación de soledad es deslumbrante, se tiene siempre la sensación de que uno es el primero que pisa este suelo aunque no sea así".

Embed

La Base cuenta con los módulos para vivir, los de las calderas, los vehículos y el refugio preparado en caso de incendio con todo lo necesario para sobrevivir por lo menos dos años. Pero también, hay un museo que forma parte de la red de museos de la Argentina que lleva el nombre de José Manuel Moneta, un diplomático y técnico del Servicio Meteorológico Nacional de Argentina que nació el 9 de julio de 1900 y falleció el 31 de marzo de 1972, intervino en las expediciones a las islas Orcadas del Sur en la década del 20 , experiencia relatada en el libro "Cuatro años en las Orcadas del Sur".

El equipo de este año, compuesto por tres mendocinos, un tucumano, tres bonaerenses, un capitalino, dos cordobeses y dos salteños termina en marzo de 2017. Después de la experiencia, espera un año en el cual se redactarán las lecciones de lo vivido para el comisionado antártico.

Embed


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico