Así fue el atentado que dejó 26 muertos en el aeropuerto de Bruselas

Las autoridades pidieron a la población que no vaya a la terminal aérea y reforzaron la seguridad.

El gobierno alemán expresó hoy su condena por los atentados registrados en Bruselas, al tiempo que reforzó la seguridad tanto en sus fronteras como en estaciones de ferrocarril, carreteras y aeropuertos, mientras que los trenes del país interrumpieron su servicio a la capital belga.


El objetivo de los "abominables atentados" fue un aeropuerto internacional y una estación de metro del barrio europeo de Bruselas, lo que significa que no fueron "ataques contra Bélgica, sino contra todos nosotros", indicó el ministro del Interior alemán, Lothar de Maizière.


Es pronto para hacer valoraciones, puesto que ni siquiera se sabe si "la situación de peligro ha terminado", pero por ahora no hay "indicios de conexiones con Alemania", prosiguió el ministro.


Los dispositivos de seguridad han sido reforzados, en forma de mayor presencia policial, tanto en las fronteras como en otros puntos de tránsito ferroviario, aéreo o vial, agregó, citado por la agencia de noticias EFE.


Más temprano, la compañía de ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn (DB) interrumpió el servicio de trenes entre la ciudad de Aquisgrán y Bruselas como consecuencia de las explosiones registradas en la capital belga.


La suspensión previsiblemente se prolongará todo el día, dijeron fuentes de la DB.


En tanto, el aeropuerto de Frankfurt se preparaba para recibir muchos vuelos que se dirigían a Bruselas, después de que se cerrara el aeropuerto internacional de Zaventem tras las dos explosiones.
Un avión de la aerolínea austríaca Austrian Airlines fue el primero en ser dirigido a Frankfurt, dijo un portavoz de Fraport, la sociedad gestora del aeropuerto de Fráncfort.

Embed


Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico