Asociación de Veteranos de Guerra sueña con la sede y el museo propio

Luego de que recibieran la mensura y de que la próxima semana tengan en sus manos el título de propiedad del terreno que les fue cedido, los integrantes de la Asociación de Veteranos de Guerra de Sarmiento ya sueñan con la construcción de la sede social y el museo que recuerde los hechos de 1982. Para ello, el próximo mes iniciarán una campaña de socios adherentes y de donaciones.

La noticia alegró a la comunidad de Sarmiento, mientras algunos allegados; vecinos; comerciantes y empresarios ya comenzaron a ofrecer ladrillos y otros materiales que ayuden a llegar al soñado objetivo que tienen los veteranos de guerra que integran la asociación de esa ciudad.
Incluso el jueves la empresa DLS Argentina donó un tráiler para la entidad, lo cual marcó de alguna forma el puntapié inicial para lograr el sueño de contar con sede y museo propio, luego de cinco años de esperar que el terreno sea de la entidad, lo que se consiguió en las últimas semanas tras la realización de la mensura que permitirá obtener el título de propiedad.
"Estamos contentos. Para algunos puede ser una pavada la donación del tráiler, pero para nosotros es la base de todo”, explicó Rodolfo Gollob, presidente de la institución al ser consultado por El Patagónico. “Es la primera posesión y el lugar que nos va a ayudar a construir la sede”, dijo.
Según explicó el veterano de guerra, quien formó parte del histórico Regimiento 25, para poder construir la sede se realizarán gestiones con el Gobierno provincial, teniendo en cuenta que ya se construyeron otras sedes en el resto de la provincia.
En forma paralela, se iniciará una campaña de socios adherentes con una cuota de entre $25 y $50, y se lanzará una campaña para la donación de materiales que permitan ir avanzando en la obra.

UN LUGAR PARA LA MEMORIA
El proyecto es ambicioso. En el primer piso se construirá la sala histórica donde habrá fotografías, objetos, cartas, uniformes, e incluso el casco que José Muñoz recuperó luego de 32 años de la guerra (hecho del cual dio amplia cobertura El Patagónico). También habrá un salón de usos múltiples para brindar charlas o para ser utilizado como salón de eventos.
Mientras tanto, en la segunda planta se construirán habitaciones para aquellos familiares y veteranos que llegan cada 2 de abril para participar de los actos que se realizan en la ciudad madre del Regimiento 25.
Ahora solo queda comenzar a gestionar y aguardar respuestas. Mientras tanto, el objetivo será reacondicionar el tráiler y lanzar la campaña de socios y donaciones en septiembre. “Es la primera vez que los veteranos tenemos algo nuestro en Sarmiento y arrancamos, que es lo importante.
Nos falta el mástil y la bandera que vamos a colocar en el predio, pero sería bueno que el próximo 2 de abril tengamos algo para compartir con la gente porque la sede y la sala histórica no van a ser de los veteranos de Sarmiento, sino para los de todo el país y el pueblo de Sarmiento", señaló Gollob, agradecido por todos aquellos que ya manifestaron su solidaridad con la causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico