Atacan a dos hermanos: a uno lo apuñalan y al otro lo balean

Los hermanos Rafael y Rolando Ramos recibieron una puñalada en el estómago y un disparo en un ojo, de manera respectiva. Sucedió ayer por la tarde en la extensión del barrio Abel Amaya. Rafael se hallaba grave en el Hospital Regional al cierre de esta edición. Rolando era intervenido en la Clínica del Valle donde los médicos trataban de salvarle la visión del ojo comprometido. Hasta ahora no hay detenidos.

Los habitantes de la extensión del barrio Abel Amaya se sorprendieron ayer, a las 16:30, cuando observaban una discusión entre dos familias de la zona. Los insultos y amenazas se convirtieron en golpes de puños para luego darle paso a ataques con arma blanca y de fuego.
Por motivos que se tratan de esclarecer, Rafael Ramos (31) era golpeado por un grupo de delincuentes reconocidos de la zona comprendida por las calles Medrano, Ostoich y Código 587. Los gritos alertaron a su hermano menor Rolando que acudió en su ayuda, pero cuando se llegó al lugar se encontró con Rafael tirado en el suelo con una herida en la altura del estómago.
Rolando habría querido tomar venganza, pero uno de los agresores efectuó un disparo y uno de los perdigones impactó en uno de sus ojos comprometiéndole seriamente la vista.
Ambas agresiones fueron alertadas por los vecinos a los efectivos de la Seccional Quinta que llegaron rápidamente a la zona y solicitaron una ambulancia ya que el mayor de los hermanos Ramos se encontraba muy grave producto de la puñalada.
El traslado desde el Abel Amaya al Hospital Regional se hizo en cuestión de minutos debido a que los médicos temían que Rafael Ramos continuara perdiendo sangre. Mientras que otro agredido fue trasladado de manera particular por sus propios familiares.
Según fuentes oficiales consultadas, los hermanos Ramos llegaron al centro asistencial graves y no pudieron explicar el origen del incidente ni tampoco señalar a los autores, pero las denuncias efectuadas por los vecinos señalarían a un conocido grupo antagónico.
Los efectivos policiales esperan la recuperación de ambas víctimas para continuar con el curso de la investigación y pericias para determinar con qué tipo de arma fue agredido Rolando Ramos ya que se sospecha que se utilizó un arma de fabricación casera conocida como “Tumbera”.
Al cierre de esta edición, el menor de los hermanos Ramos era intervenido en la Clínica del Valle donde los médicos trataban de salvarle la visión del ojo comprometido.
Mientras que el herido de arma blanca era asistido por los médicos del Hospital Regional y su estado de salud era grave, se indicó.
El funcionario de la Fiscalía, Cristian Ovalle, y el personal de Brigada de Investigaciones tomaron intervención en el caso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico