ATE denuncia que un CIC donde funciona una guardería está en pésimas condiciones

La dirigencia local de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) confirmó ayer en rueda de prensa que los trabajadores del Centro de Integración Comunitaria "Virgen del Valle", donde funciona una guardería, iniciarán el lunes una "retención de servicios" por el "deplorable estado" en que se encuentra el edificio, incluyendo falencias en normas de seguridad.

Caleta Olivia (agencia)

Los secretarios general y adjunto del gremio, Carlos Garzón y Néstor Sosa, acompañados por parte del personal de esa institución, hicieron especial hincapié en el caso de la guardaría, donde anualmente son asistidos alrededor de 90 chicos.
En tal sentido señalaron que los mismos son hijos de "laburantes que no pueden pagar mensualmente" más de 3.000 pesos a un jardín material privado, pero ello no los hace merecedores de tener que enviar a sus hijos a una institución pública provincial donde las condiciones de habitabilidad son "pésimas".
Indicaron además que, a pesar de haber sido alertada hace varios meses la delegación local de la Secretaría de Trabajo, nunca se realizó una inspección, en tanto la ministro de Desarrollo Social, Paula Vassvessián, tampoco dio respuesta a una nota por la cual ATE le describió la "precariedad" del CIC.
Además, el gremio también hizo saber que tanto la dirección de esa institución como la de la correspondiente a la Zona Norte del Ministerio de Desarrollo Social (que funciona en el mismo edificio) se encuentran vacantes desde hace varios meses y hasta el momento no se han nombrado nuevos funcionarios.
Por todo esto consideraron que al Gobierno provincial parece no interesarle resolver problemas en las instituciones públicas de Caleta Olivia que dependen de su órbita, a lo cual sumaron el hecho que hay más de una docena de trabajadoras contratadas en el mismo CIC que hace muchos meses no cobran salario.

MOTIVOS PUNTUALES
A la hora de enumerar fallas estructurales, indicaron que las mismas se deben a falta de mantenimiento y por ello se registran situaciones de riesgo por conexiones eléctricas y una falta de planificación de un plan de evacuación en prevención de incendios.
A esto se suma que una puerta de emergencia se encuentra bloqueada, hay pisos que no tienen baldosas y el lugar para guardar alimentos no es el adecuado, por lo que existe riesgo de contaminación.
"En consecuencia -indicaron-, este edificio no está preparado para recibir niños ni para que los trabajadores puedan desempeñarse dignamente".
"Por ello, antes de tener que estar lamentando una desgracia, hemos tomado la decisión de cortar las actividades, tras agotar las instancias de reclamos correspondientes", puntualizaron los dirigentes sindicales, quienes también aclararon que la retención de servicios se hará con presencia de los trabajadores en el edificio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico