ATE llevó adelante otro paro nacional contra la ola de despidos en el Estado

"Estamos reclamando trabajo digno, a la vez que denunciamos las políticas que viene impulsando Cambiemos que han generado más ganancias para los ricos y más pobreza para los pobres de todo el país", remarcaron los voceros de la movilización.

La Asociación de Trabajadores del Estado -ATE- realizó ayer un nuevo paro nacional con una movilización de los empleados públicos de todo el país en reclamo de la reincorporación de los despedidos del Estado nacional, provinciales y municipales.
La medida también fue dispuesta en demanda de "la inmediata reapertura de las paritarias para discutir la precariedad laboral y los aumentos de los salarios".
La conducción nacional de ATE, junto a los secretarios generales de todas las provincias, en línea con lo que había resuelto el plenario de delegados, aprobó además la instalación de una carpa frente al Congreso de la Nación para presentar un proyecto de ley por el 82 por ciento móvil y en defensa del sistema previsional público y solidario.
En este marco, la conducción gremial promueve "la unidad con otras organizaciones sindicales, sociales y populares para avanzar en la concreción de un paro general nacional y unificar las acciones en torno del 19 de abril". En declaraciones a Radio 10, Godoy cuestionó los despidos en el sector estatal y afirmó que el gobierno está haciendo "una verdadera masacre" contra los empleados del sector.
La movilización llegó a los Ministerios de Economía, de Trabajo y de Modernización y a la Secretaría de Hacienda de la Ciudad y concluyó con un acto en la Plaza de Mayo. El secretario general adjunto de ATE-nacional, Julio Fuentes, explicó a la agencia Télam que reclamaron por la situación de los contratados en el Estado nacional, al señalar que "en esa condición existen 90.000 compañeros sobre un total de 240.000, una barbaridad".
"Queremos resolver la situación de los contratados porque sino el 31 de diciembre, cuando venzan los contratos, vamos a estar otra vez con la misma historia", dijo el dirigente sindical. En este sentido, Fuentes fundamentó el pedido de adelantamiento de la paritaria nacional, que en rigor comienza en mayo, al indicar que "los 11.000 despedidos fueron echados sin causa alguna".
En el lugar confluyeron luego con los manifestantes de ATE y de la CTA.
Según informaron a la agencia Télam Ricardo Fernández y Nicolás Marcioni -voceros de los manifestantes- hoy marchan "nuevamente en la calle contra el hambre, los despidos y la inflación".
"Estamos reclamando trabajo digno, a la vez que vamos a denunciar las políticas que viene impulsando Cambiemos que han generado más ganancias para los ricos y más pobreza para los pobres de todo el país", remarcaron los voceros de la movilización que nuclea al Frente Popular Darío Santillán, el Frente Darío Santillán Corriente Nacional y numerosas organizaciones populares.
En esa línea, señalaron que "las primeras respuestas sociales" del gobierno fueron "una migaja". "Mientras pagan millones a los fondos buitre y transfieren millones a las grandes corporaciones mineras y agroexportadoras, los de abajo seguimos esperando. Por eso salimos a las calles a exigir respuestas", afirmaron.
La Central de los Trabajadores de la Argentina-Autónoma (CTA) que conduce el estatal Pablo Micheli se sumó a la huelga en el marco de una jornada de protesta nacional, de la que participan, entre otros, los profesores universitarios de la CONADU y la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico