Atrapan a dos ladrones que dejaron sus huellas en la nieve

Dos sujetos fueron detenidos el miércoles en Las Heras, luego de que protagonizaran un violento robo a mano armada en la librería "Garabatos", ubicada en la calle Calafate.

Caleta Olivia (agencia)
Dos sujetos fueron detenidos el miércoles en Las Heras, luego de que protagonizaran un violento robo a mano armada en la librería "Garabatos", ubicada en la calle Calafate.
El hecho ocurrió a las 8:30 cuando los delincuentes que llevaban armas de fuego maniataron a un hombre y a una mujer en el baño del comercio, aunque no advirtieron la presencia de otra mujer en un sector posterior, quien llamó a la guardia de la Seccional Segunda de Policía para pedir ayuda.
Los individuos se apoderaron de elementos personales de las víctimas, ya que el comercio aún no había sido visitado por ningún cliente y decidieron huir cuando descubrieron que el hombre que habían atado en el baño pudo escaparse.
Rápidamente tomaron las llaves de un Volkswagen Bora color gris que estaba estacionado afuera y era propiedad de uno de los propietarios.
A los pocos minutos llegaron los efectivos que rápidamente realizaron un rastrillaje por la ciudad, descubriendo que el automóvil había sido abandonado con una cubierta pinchada a más de 2 kilómetros (en línea recta) de ese lugar.
Durante la noche, la ciudad se había cubierto de un grueso manto de nieve y los uniformados observaron que las huellas que habían quedado impresas en el manto blanco salían desde el vehículo y llevaban a un departamento ubicado a unos 180 metros de allí.
La policía rápidamente cercó la zona y esperó la orden de allanamiento emanada por el Juzgado de Instrucción Nº1 local.
A las 14:30 el Grupo de Operaciones Especiales de Caleta Olivia efectuó el procedimiento en dicha vivienda, ubicada en calle Mitre y Ramos Mejía.
Allí detuvieron a tres personas, dos de apellido Paredes y el restante Lamadrid. Además encontraron las prendas de vestir que utilizaron los delincuentes para cometer el robo y algunas pertenencias de las víctimas.
Dos de los individuos permanecen detenidos, en tanto que el propietario del departamento -de apellido Paredes- quedó en libertad por no tener vínculo con el hecho.
Según se pudo saber, Lamadrid habría arribado esta misma semana desde Buenos Aires en busca de trabajo, en tanto que el restante trabajaría en una empresa de seguridad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico