Atrapan "in fraganti" a dos ladrones en Cañadón Seco

El alerta dado por un vecino sobre el sospechoso desplazamiento de desconocidos que se movilizaban en un automóvil, el monitoreo de cámaras de video emplazadas en sitios estratégicos y la celeridad con que actuaron los policías de la Comisaría de Cañadón Seco, posibilitaron que dos ladrones de viviendas fueran detenidos en esa localidad y puestos a disposición de la justicia.

Caleta Olivia (agencia)

El procedimiento se realizó alrededor de las 19 del miércoles cuando los delincuentes que más tarde fueron identificados como Jesús Copa y Lucas Villalba, ambos de 25 años y domiciliados en el barrio 3 de Febrero de Caleta Olivia, fueron sorprendidos en el interior de una vivienda ubicada en la calle Caimancito, a la cual habían ingresado forzando una ventana mientras sus moradores estaba ausentes.
Minutos antes habían sido vistos por un vecino cuando ingresaban al patio de otra casa ubicada en el barrio Gas del Estado y al preguntarles qué hacían en ese lugar, los hasta entonces desconocidos respondieron con evasivas, subieron a un auto Chevrolet Corsa y se alejaron presurosamente.

VIGILADOS

El hombre que los divisó decidió seguirlos con su propio auto a una distancia prudencial y al notar que el desplazamiento del Corsa era errático y se detenía en diferentes sectores, decidió alertar al personal de guardia de la comisaría donde se encuentra un centro de monitoreo de varias cámaras de video que tiempo atrás adquiriera la Comisión de Fomento para colaborar con la seguridad pública.
De esta manera, el Corsa comenzó a ser seguido por las pantallas de video, las que registraron el momento en que se detuvo en la calle Caimancito, tras lo cual se observó cómo los individuos descendían e ingresaban a una vivienda y luego, al constatar que no estaban sus propietarios, fueron hacia los fondos.
De manera inmediata llegó un móvil patrullero y la comisión de uniformados constató que habían ingresado forzando una ventana y aún se hallaban en el interior acopiando elementos de valor.
Al percatarse de la presencia policial, trataron de escapar pero uno de ellos fue reducido de inmediato y el otro apenas pudo correr algunos metros y fue interceptado por los uniformados.
Ambos fueron trasladados a los calabozos de la misma dependencia, se les incautó el auto y más tarde fue localizada la dueña de la casa, quien verificó que nada la faltara.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico