Atrapan a un prófugo implicado en la causa de presunta trata de personas en Bagatelle

Se trata de Héctor Rivarola, quien habría captado el año pasado en Rosario a una mujer y la trajo a esta ciudad con promesa de trabajo. La joven estuvo dos meses encerrada en el local nocturno y según la denuncia era obligada a prostituirse. En noviembre último la Policía Federal detuvo por esa causa al dueño del Bagatelle, Segundo Ferreira, quien en la actualidad goza de arresto domiciliario.

La Brigada de Investigaciones de la Policía Federal de Comodoro Rivadavia, en conjunto con sus pares de Rosario, capturó el jueves al prófugo Héctor Rivarola, de alrededor de 30 años, quien hacía dos meses que era buscado por esa fuerza. El individuo habría tenido un papel fundamental en la causa que se inició el 22 de noviembre del año pasado por presunta trata de personas.
Ese domingo la víctima, de 28 años, logró escaparse del local nocturno que funcionaba sobre calle Belgrano, entre Ameghino y Rawson, gracias a la colaboración de un taxista. La desesperada mujer llegó a pedir ayuda a la Seccional Segunda, donde relató a la policía el calvario por el que atravesaba desde hacía dos meses.
Describió que estuvo encerrada en una habitación del lugar y era obligada a mantener relaciones sexuales con los clientes. Había llegado engañada desde de Rosario y quien la habría traído sería Rivarola.
La denunciante ya había planeado la fuga y en una decisión en la que arriesgó su vida aprovechó el descuido de los encargados para salir al exterior del local nocturno, donde la esperaba un vehículo del servicio de taxi. Ante la grave situación, primero actuó el personal de Drogas Peligrosas y Leyes Especiales de la Policía del Chubut y luego sus pares de la Policía Federal.
Con las averiguaciones posteriores se pudo identificar a las personas que trabajaban en la whisquería y confirmar las condiciones en que una decena de mujeres prestaban servicio sexual. La juez federal Eva Parcio y su secretario Manuel Pizarro pudieron constatar con la recolección de pruebas que la denunciante era la única que se prostituía contra su voluntad.
Fueron cuatro los allanamientos, tres en esta ciudad y el restante en la provincia de Santa Fe. Se requisó el local nocturno donde se identificó a nueve mujeres, oriundas de otras provincias, y se secuestró documentación que pondría en evidencia la actividad sexual. Se dio vuelta además una casa del pasaje Falucho y el domicilio de Ferreira ubicado sobre la calle Suipacha al 100, ambos del barrio José Fuchs.

PROFUGO

Fuentes ligadas a la investigación confirmaron a El Patagónico que Rivarola, quien tenía orden de captura vigente desde noviembre de 2015, fue aprehendido en Villa Constitución, en cercanías de Rosario. Fue detenido en la calle y ayer por la mañana llegó al aeropuerto Mosconi bajo una fuerte custodia policial, quedando alojado en la delegación local de la Policía Federal.
En las próximas horas Rivarola será indagado por la magistrada por el delito de presunta trata de personas. Ya posee antecedentes por comercialización de estupefacientes.
Hay que recordar que Ferreira, en tanto, está procesado y cumplió prisión preventiva hasta fin de año. Luego fue beneficiado con el arresto domiciliario, medida que cumple en la actualidad. Este es un conocido empresario de la noche que fue investigado en una escandalosa causa de trata de personas en 2006, donde también estuvieron sospechados funcionarios políticos y altos jefes policiales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico