Audiencia por abuso de menores desnudó falencias en el COSE

Un menor de 16 años acusado de abusar de un niño que actualmente tiene cinco años, consiguió que le ordenaran arresto domiciliario después de demostrar que en el Centro de Orientación Socio Educativa se encontraba en riesgo su seguridad en manos de otros internos.

A la Jueza Ana Laura Servent no le quedó otra alternativa que conceder el arresto domiciliario a un joven de 16 años, imputado por un grave delito de abuso sexual en perjuicio de un menor que hoy tiene cinco años, luego de que en una audiencia se haya dispuesto su detención en el Centro de Orientación Socio Educativa (COSE). Incluso, aun cuando el Ministerio Público Fiscal, representado por la funcionaria de fiscalía Viviana Díaz, haya manifestado contar con los elementos suficientes para tener en cuenta la probable autoría y sostener los riesgos procesales correspondientes de fuga y entorpecimiento.

Sucedió que el asesor de menores Pablo Rey, solicitó una audiencia para revisar la medida, debido a que en una visita realizada a la institución pudo comprobar la falta de controles sobre la integridad física del menor, luego que la doctora Servent había dispuesto y notificado se tomen las medidas pertinentes para preservarlo aislado del resto de los internos, teniendo en cuenta el grado del delito, cuestión que siempre en estos casos se tiene presente.

Entre los argumentos, el asesor y el propio imputado, dieron cuenta que en circunstancias se lo hacía compartir con otros menores que se encuentran allí y que recibió amenazas de muerte en forma personal. A partir de esto, y observando lo sucedido en tan pocas horas, tanto Rey como el defensor Javier Allende pidieron se imponga otra medida, aún a sabiendas de la gravedad del hecho por el cual fue sometido a su detención, esgrimiendo además normativas emitidas por cortes y organismos nacionales e internacionales.

En tanto, la fiscalía mantuvo su postura en cuanto al delito endilgado y la necesidad de hacer cumplir la medida de coerción solicitada en su momento y determinada por la magistrada.

"LA RESPONSABLE DEL COSE ADMITIO: NO TENGO PERSONAL PARA ATENDER ESTA PROBLEMÁTICA"

Tras escuchar a ambas partes, la doctora Servent decidió que concurriera la directora del COSE a brindar explicaciones, y fue así que Claudia Beatriz Gonder, expuso la difícil situación que se debe asumir, indicando que la institución no está preparada para recibir a este joven y velar por su integridad. Manifestó que dio órdenes expresas para que no se lo junte con el resto de la población, y así y todo, lo sacaron al patio, lo cual no debería haber ocurrido, aseverando haber tomado ahora las medidas del caso, pero no se cuenta con personal idóneo ni tampoco existe un espacio físico adecuado: "el chico está en un lugar sin ninguna ventana y hasta sin baño, solo una letrina; no tengo personal para hacerme responsable de esta problemática", expresó.

Ante consultas de la funcionaria Díaz, dijo que hay 12 internos fijos y los fines de semana puede incrementarse ese número y son chicos de Trelew, Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia. En otra parte de su deposición señaló que hasta tuvo que crear una especie de salón de usos múltiples donde pudieran juntarse. Detalló que el personal a disposición lo componen un jefe de turno y cuatro operadores, pero esto no es seguro y varía, ya que como sucede en el Estado, uno falta, otro se equivoca de turno, no hay gente y dicen que no se pueden destinar mas recursos, siendo todo muy complicado. Después de otra pregunta, especificó que su superior es Facundo Moreira, subsecretario de desarrollo Humano y Familia.

PRISION DOMICILIARIA

Luego de las peticiones de las partes, la Jueza dijo: "me preocupa tremendamente lo que contó la directora sobre un lugar con 12 chicos y donde hay una situación de descontrol de la institución. Se debe tener en cuenta que no es el primero, ni será lamentablemente el último joven que comete un delito de abuso sexual, y el COSE está para eso, pero se ha evidenciado una situación irregular dejando una sensación que no se están haciendo las cosas como para poder brindar una seguridad adecuada en estos casos".

Por todo lo escuchado, y con la consideración de cada una de las partes, la doctora Ana Laura Servent debió conceder el arresto domiciliario al imputado con un estricto control por parte de una persona que actúa de pastor, acercada por la defensa, debiendo complementarse con estrictas medidas de seguridad.

Cabe señalar que el menor está imputado por ser probable autor de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de un menor, en el marco del artículo 119 párrafo tercero, y la medida se resolvió al no contarse con centros adecuados que puedan contener a menores, que puedan cometer este tipo de hechos, como lo dictan las normas vigentes al respecto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico