Aumenta el precio del gas y se traduce en tarifas más altas para los consumidores

A excepción del usuario final, toda la cadena de valor se beneficia con los valores del precio del gas establecidos por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación. La cuenca del Golfo San Jorge mira con más atención sus recursos gasíferos ahora que el metro cúbico puede venderlo a 2,82 pesos.

Una cuenca conocida por aportar más de la mitad del petróleo del país tiene hoy las miradas en su potencial para el gas natural. Los precios bajos del crudo internacional y la necesidad de contar con un subsidio para sostener la rentabilidad, y por ende la actividad, vuelven más atractivo el negocio del gas. Y más con los nuevos precios de boca de pozo, que terminarán afectando a las boletas de los consumidores.
El precio en pesos por metro cúbico de 9.300 kcl fue modificado por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación en la resolución 34/2016.
La principal cuenca gasífera es la Neuquina, donde el precio es de 3,20 pesos; en la cuenca del Golfo San Jorge del lado de Chubut es de 2,80 y del lado de Santa Cruz es de 2,65. Otro buen precio es la Noroeste con 2,82, en tanto Tierra del Fuego recibe a partir de ahora 2,56.
Al igual que en el petróleo, que el precio interno superior al precio internacional es sostenido con los constantes aumentos en el litro de nafta, los valores del gas para las distintas cuencas se sostendrá con las tarifas que le lleguen a los consumidores desde Camuzzi Gas del Sur.
"Que para promover inversiones en exploración y explotación de gas natural a fin de garantizar su abastecimiento y de emitir señales económicas claras y razonables, resultaba necesario implementar un nuevo esquema de precio de gas natural en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte, que tuviera por objeto tanto la incorporación de reservas, como el aumento en la producción doméstica de gas natural, y que permitiera lograr que en el mediano y largo plazo dichos precios resulten de la libre interacción de la oferta y la demanda", dice la resolución en sus considerandos.
"Que en tal sentido, a los fines de garantizar a las estaciones de suministro de GNC la posibilidad de adquirir los volúmenes de ese combustible que estén disponibles, es necesario restablecer la obligatoriedad de brindar el servicio completo (incluyendo la provisión de gas natural) de distribución de gas natural para estaciones de suministro de GNC, afectando con tal obligación a las prestatarias de servicios de distribución de gas natural por redes, acorde a las Condiciones Especiales de esos servicios establecidas en el Reglamento del Servicio de Distribución de gas por redes", apunta la normativa.
Las medidas del gobierno nacional apuntan a "sincerar las tarifas", es decir que aumentarán. Los precios en las boletas incrementarían más del 200% al actualizarse algunos cargos, entre ellos el cargo fijo y el ENARGAS publicará los nuevos cuadros tarifarios. La Patagonia todavía se salva al retener su histórico subsidio.

IMPORTANTE PARA EL YACIMIENTO

El gas juega un papel importante en la industria hidrocarburífera principalmente como generador de electricidad en los yacimientos. El caso más destacado es el de Pan American Energy con sus turbinas de ciclo combinado que les ha permitido abastecer a Cerro Dragón -en la empresa afirman que generan tanta energía como una ciudad del porte de Bahía Blanca-.
La baja del precio del petróleo como el WTI o el Brent hace menos atractivo exportar crudo, por lo que las compañías presionan para que el precio interno del crudo esté dentro de sus expectativas. Actualmente, el Estado nacional cubre un precio de 54,90 dólares para el barrio Escalante interno. El de exportación se rige por los valores de afuera, por lo que el compromiso del Estado nacional y provincial es aportar 10 dólares extra por barril for export.
Los nuevos precios del gas benefician a la cuenca Neuquina, la cuenca gasífera líder del país, pero en los proyectos chubutenses también alimentan la idea de orientar al gas la producción. Además de Cerro Dragón, emprendimientos más pequeños como Colhué Huapi han encontrado gas natural de poder calórico aceptable.
Del pozo al consumo final hay un circuito de infraestructura necesario, que es la limitante en la cuenca San Jorge por su tradición volcada al petróleo. Desde el pozo, el gas debe ir a una planta de tratamiento, estación donde se le quita el vapor de agua y todos los contaminantes que pudo haber traído del subsuelo o de los métodos de extracción. Si la presión no es suficiente para que surja, hay que instalar compresoras para ayudar a levantar el recurso.
La planta de tratamiento estandariza el gas con dos posibles destinos. El primero, la generación de electricidad para el propio yacimiento; el segundo destino, un gasoducto para abastecer a las comunidades cercanas que en el caso de la Patagonia está a cargo de Camuzzi Gas del Sur.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico