Autoridades chilenas controlaron 36 de los 66 incendios activos

El siniestro afecta a seis regiones del país. No descartan que sean intencionales y hay personas detenidas.

La Corporación Nacional Forestal informó ayer que ya controló 36 de los más de 66 focos de incendios activos en Chile, que abarcan una superficie de 156.424 hectáreas y afectan a seis regiones del país, en tanto que la presidenta Michelle Bachelet recorre la zona y arribó al país el avión cisterna más grande el mundo para ayudar a combatir el siniestro.
Bachelet llegó hasta la comuna de Empedrado, ubicada en la región del Maule, a 269 kilómetros al sur de Santiago, donde se encuentra uno de los focos más activos a nivel nacional, con cuantiosas pérdidas por quemas de cultivos y 40 casas quemadas.
En el lugar, la mandataria se reunió con vecinos para conocer sus necesidades y luego ofreció una conferencia de prensa donde no descartó que "los incendios sean intencionales" y dijo que "carabineros ya tiene detenidos algunos responsables del hecho".
Al respecto, el empresario Carlos Cardoen, que se ha dedicado a potenciar turísticamente la zona sur de la Región de O'Higgins, dijo ayer al diario El Mercurio que no tiene "pruebas" que demuestren que existe intencionalidad en los incendios.
"Hay una mano negra que está actuando. Tengo fotos que así lo demuestran" aseguró Cardoen, quien fue más lejos y sostuvo que "esto es una acción coordinada hecha por personas que están quemando", pero aclaro que "sería irresponsable" dar nombres.
En tanto, para el presidente de la Fundación Levantemos Chile, Cristian Golberg, estos focos de incendios están provocando en la población una suerte de "terremoto silencioso".
"Estuvimos en Paredones, Pumanque -el incendio más destructivo del que se tenga registro en el país-, Santa Cruz, La Estrella y la imagen es simplemente dantesca. Nunca en Chile se habían quemado tantas hectáreas y la verdad es que el panorama es desolador", relató Golberg.
Según la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) existen 100 personas evacuadas de manera preventiva en el sector de Santa Olga, en la comuna del Empedrado, por la proximidad del fuego, por lo que más de 25 habitantes fueron trasladadas hasta una escuela cercana.
En Santiago, en tanto, aterrizó ayer el Boeing 747, SuperTank, el avión cisterna más grande del mundo que ya fue llenado con 73.000 litros de agua en el aeropuerto de Pudahuel y está listo para ser usado en el combate del fuego.
En tanto, el papa Francisco ofreció "sufragios por el eterno descanso de los fallecidos en la tragedia" y bregó para que esta situación "inspire en todos sentimientos de solidaridad".

UN BOMBERO FALLECIDO
Un bombero voluntario de la primera compañía de Bomberos de Talagante murió ayer mientras combatía las intensas llamas del incendio forestal que azota a Chile, informó la compañía de Bomberos España de Talca a través de sus redes sociales.
El voluntario, identificado como Hernán Avilés, murió al quedar atrapado en una reja, tras ser alcanzado por las llamas, hecho que ocurrió en la localidad de Santa Olga, a 269 kilómetros al sur de Santiago, mientras participaba en las labores de extinción de las llamas en un bosque.
En conversación con el noticiero 24 horas, el presidente de Bomberos de Chile, Miguel Reyes, lamentó el fallecimiento del voluntario de 36 años, padre de dos hijos, y explicó que "se realizará una investigación para determinar las realidad exacta de las causas de su muerte".
En tanto, el cuerpo ya fue llevado al Servicio Médico Legal de Constitución, donde sus familiares podrán retirarlo una vez que finalicen las pericias médicas.
Esta es la tercera víctima de los incendios forestales, luego de la muerte de tres brigadistas el 15 de enero y un joven que falleció esta semana tras chocar en su motocicleta al huir del siniestro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico