Autorizan tratamiento psicológico para "Pepo" Currulef y confirman preventiva

A pedido de la defensa que asiste a Adrián "Pepo" Currulef, el tribunal revisor autorizó un tratamiento psicológico y rechazó las morigeraciones solicitadas. En consecuencia, se confirmó la prisión preventiva hasta que la sentencia adquiera firmeza. La misma fue en queja a la Corte Suprema en virtud de que la Sala Penal declarase inadmisible el recurso extraordinario. Se trata del condenado a 8 años por el homicidio de Marcelo García, conocido como "el descuartizador de Las Torres".

La revisión de oficio que cada seis meses se realiza a los condenados que están privados de la libertad y cuyas sentencias no se encuentran firmes, se llevó a cabo el viernes en relación a Adrián Currulef. El sujeto fue condenado a la pena de 8 años de prisión tras ser declarado autor penalmente responsable del homicidio de Marcelo García.
El caso fue confirmado por la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia, donde se readecuó la pena y la calificación, y posteriormente lo confirmó la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia. No obstante la defensa interpuso un recurso extraordinario ante la Corte Suprema, el cual no fue admitido y por tal sentido se llegó a esa instancia mediante la queja.
En la revisión local actuó el tribunal que integraron los jueces Mariel Suárez y Miguel Angel Caviglia, mientras que el Ministerio Público Fiscal fue representado por la funcionaria, Andrea Serer. El imputado, en tanto, fue asistido por el abogado particular, Daniel Fuentes.
En ese contexto, el defensor pidió la libertad de Currulef. En subsidio propuso salidas laborales y entre sus pedidos se requirió un tratamiento psicológico.
Por su parte la representante el Ministerio Fiscal se opuso a los planteos de la defensa por improcedentes y solicitó que se mantenga la prisión preventiva. Ello, tras destacar las sucesivas confirmaciones de la sentencia.
Tras escuchar a las partes el tribunal resolvió rechazar los planteos de la defensa de manera parcial y hacer lugar al tratamiento psicológico del imputado.
EL HECHO
Se debe recordar que el homicidio de Marcelo García se produjo el día 27 de julio de 2014, aproximadamente las 6. Adrián Currulef había estado en un boliche de La Loma y a esa hora se había acercado hasta la camioneta Toyota Hilux blanca a la que tenía acceso por su condición de dirigente sindical del rubro petrolero. La unidad estaba en Alvear, entre avenida Rivadavia y Ameghino.
García –según surgió de la investigación Fiscal--, se le acercó, presumiblemente portando un arma de fuego en sus manos, y allí se produjo una discusión y un forcejeo entre ambos, tras lo cual Currulef efectuó al menos tres disparos de arma de fuego contra la humanidad de su oponente, ingresando dos de ellos por la espalda de la víctima, quien falleció mientras era trasladada al Hospital Regional a bordo de otra camioneta.
Tras los disparos, según la Fiscalía, Adrián Currulef se dio a la fuga a pie dejando abandonada en el lugar la camioneta Toyota. En su interior también se encontró su celular y las pericias científicas detectaron sus rastros en la palanca de cambio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico