Avanza la protección del patrimonio histórico de Comodoro Rivadavia

Esta ciudad contará a partir de hoy con una nómina de más de 120 bienes protegidos por tratarse de patrimonio histórico. El Concejo dará tratamiento al proyecto marco que ya tiene dictamen de comisión. Se trata de un paso a partir del que se habilita, entre otros aspectos, la aplicación de fondos de la Responsabilidad Social Empresaria para la conservación.
La nómina de bienes forma parte de un anexo que la Comisión de Patrimonio Histórico Municipal impulsaba desde 2009, sin tratamiento efectivo. El edil Nicolás Caridi (FpV) comenzó a trabajar en el mismo durante el receso en el Concejo y en una última reunión de ayer con la mencionada comisión se definieron los detalles sobre ese anexo actualizado que abarca concretamente 128 bienes –edificios, plazoletas, bulevares y objetos– susceptibles de ser protegidos.
Caridi explicó que si bien existen ordenanzas que declaran la calidad de patrimonio histórico de determinados barrios de esta ciudad -como Mosconi, Km8, Km 5 o Diadema- esas normas no incluían bienes específicos más allá de algunos casos aislados. Incluso llegaron a obtener la protección provincial o nacional, y no la municipal.
El listado de bienes, que puede ser ampliado a futuro, dado que no se concibe como algo estático, demandó también el análisis dominial ya que no en todos los casos se trata de edificios públicos. La declaración de patrimonio que obtendrían hoy implica ciertas exenciones impositivas y la afectación presupuestaria o abarcarlos en los convenios de la Responsabilidad Social Empresaria que de hecho tiene un programa específico de preservación patrimonial. A la vez, existe la posibilidad de incluirlos en programas culturales y turísticos, en el caso de los bienes públicos.
Además, la protección determina la inhibición de demoliciones, modificaciones de fachadas y cualquier tipo de intervención o alteración sin consulta previa a la Comisión de Patrimonio Histórico, un eje que por cuestiones obvias tiene alcance sólo sobre los inmuebles en manos de la administración municipal. Sin embargo, a futuro podría extenderse sobre los privados en el marco de un proyecto diagramado con más profundidad y que involucre otros actores en la discusión, como el caso del Colegio de Arquitectos.
Algunos de los bienes incluidos en el anexo que los concejales tratarán hoy son: el archivo fotográfico de Teodoro Nürnberg; la baliza en cerro Chenque; los bulevares de la avenida Rivadavia, casa de bombas y tanque elevado de agua; Casa Beleiro; Casas del personal del puerto, Casa Ibarguren; Casa Lorenzo; la Catedral y sus murales; el Cine Teatro Español; los colegios María Auxiliadora, Perito Moreno y Deán Funes; el Correo Argentino y el edificio La Agrícola.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico