Avanza la redacción del anteproyecto de Ley de comunicaciones convergentes y digitales

Hasta ahora las normativas mantienen separadas a las telecomunicaciones de los radiodifusores y a las tecnologías de la información.

El miércoles se presentarán formalmente los principios del anteproyecto de la ley de comunicaciones emergentes, cuya redacción final debería estar hacia fin de año para ser elevado al Parlamento nacional.
Los "primeros acuerdos" que alcanzaron en las reuniones que conduce la directora del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Sivana Giudici, estarán reflejados en la declaración de principios que se presentarán el miércoles en Mendoza, indicó a Télam el constitucionalista que participa de la comisión redactora del anteproyectos, Andrés Gil Domínguez.
Agregó que Argentina está en condiciones de "liderar en América Latina" la nueva fase regulatoria sobre comunicaciones convergentes y digitales.
Hasta el día de hoy las normativas mantienen separadas a las telecomunicaciones de los radiodifusores y a las tecnologías de la información.
En los últimos tres años se impuso a nivel global la necesidad de rever las normas dado que la radiodifusión ya no es sólo unidireccional, se tornó móvil y tan digital como un mensaje de texto.
Los reguladores se enfrentan a un mercado que cambia sustancialmente en cortos períodos por lo que el desafío es lograr un marco regulatorio que tenga vigencia por diez años, comentaron a Télam los expertos.
Transparencia, competencia y derechos de los usuarios, así como neutralidad de la red, acceso y acequibilidad a los servicios, son los conceptos que están presentes en todas las exposiciones que plantean cómo debería ser la regulación convergente.
En ese sentido, el titular de la oficina regional de la asociación GSMA -que reúne a reguladores y a las empresas que ofrecen servicios GSMA- Sebastián Cabello, aseguró que Argentina tienen la oportunidad de volver a liderar la región con un marco regulatorio "convergente que abarque todo el ecosistema digital en su conjunto".
Coincidió con Gil Domínguez en la importancia de que la futura ley sea "flexible" para poder incorporar modificaciones de acuerdo a los cambios tecnológicos.
"Una ley convergente debe ser también modular, para poder incorporar normativas basadas en las necesidades de los usuarios", afirmó Cabello para agregar de inmediato que, lo más importante, es que la regulación ex post sea viable.
La regulación sobre hechos consumados es una constante en estos mercados, por ello además de la norma los expertos valoran "la velocidad del regulador", tanto del específico de comunicaciones convergentes, que en el caso de la Argentina sería el Ente Nacional de Comunicaciones, como de los dedicados a otros mercados, que pasarán a estar digitalizados.
Los expertos ponían el ejemplo de la empresa de transporte público Uber, cuya actividad está encuadrada en el ecosistema digital, pese a que su funcionamiento debería ser autorizado por los reguladores de transporte.
Así como Uber cuestiona la regulación "todas las empresas están pensando en un mercado convergente" y en la digitalización de las actividades, aseguran los expertos.
También Pablo Bello de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones sostuvo que el dogma regulatorio, en un contexto tan cambiante, puede ser un error severo".
Los expertos sostienen que Argentina habrá dado el primer paso, para adelantarse a los países de la región, si logra un marco jurídico realmente convergente, que sea flexible, modular y que proteja a los ciudadanos tanto en su rol de consumidores como en su papel de generadores de contenidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico