Ávila Maya seguirá preso hasta que la sentencia quede firme

Se realizó la audiencia de examen obligatorio de la prisión preventiva que vienen cumpliendo Lucas Ávila Maya y Gustavo Martínez (domiciliaria) por el homicidio en ocasión de robo a Gustavo Blanco.

El tribunal de revisión estuvo conformado por Daniela Arcuri y Raquel Tassello, juezas penales; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Martín Cosmaro, funcionario de fiscalía; en tanto que la defensa de Ávila Maya (por videoconferencia desde Trelew) la ejerció Viviana Barillari y la de Martínez, Cristina Sadino, defensoras públicas.

El funcionario de fiscalía requirió se mantenga la medida de coerción sobre ambos hasta que la sentencia pase en calidad de cosa juzgada; en tanto que las defensa solicitaron su cese, en al caso de Ávila Maya; y su arresto domiciliario en el de Martínez.

Finalmente las juezas penales en forma unánime resolvieron mantener la prisión preventiva de ambos condenados hasta tanto la sentencia pase en calidad de cosa juzgada. Basando su resolución en la existencia del peligro de fuga en razón de la pena impuesta de 17 y 4 años y medio. Respecto de Martínez su arresto domiciliario no alcanza a conjurar el peligro de fuga y en el caso de Ávila Maya el peligro es mayor ya que tiene como antecedente una evasión.

El hecho por el cual se los condenó sucedió el 5 de agosto de 2014. Días anteriores, los tres imputados, Gustavo Martínez, Mariela Martínez y Lucas Ávila Maya, habrían realizado actos preparatorios al ilícito.

Aquel día se hicieron presentes, previa minuciosa vigilancia, en la finca de la familia Blanco. Ingresan por la parte trasera de la misma contra la voluntad de sus moradores, sorprendiendo a sus ocupantes en su interior exigiéndoles que les entregaran dinero.

La señora de la casa comenzó a gritar provocando que su marido se despertase, éste tomó un arma de fuego que guardaba y se dirigió al lugar donde se desarrollaba el suceso. Al observar que su esposa e hijo estaban siendo intimidados por los agresores les gritó provocando que Martínez y Ávila Maya comenzaran a disparar al menos en cinco oportunidades con las armas que llevaban en dirección a las víctimas, haciendo lo propio el sr. Blanco al menos en una oportunidad. Impactando los disparos efectuados por los agresores en el padre del fallecido, su esposa en su pierna derecha y Santiago Blanco en su abdomen.

En el intercambio de disparos Gustavo Martínez fue alcanzado por un proyectil que impactó en su abdomen pero logró retirarse mal herido del inmueble, logrando darse a la fuga del lugar en un rodado. Producto de las lesiones causadas por los coautores mencionados Santiago Blanco perdió posteriormente la vida. Seguido al hecho dejan a Gustavo Martínez herido en el Hospital; y Mariela Martínez y Lucas Ávila Maya huyen con identidades apócrifas hacia Mendoza, donde finalmente fueron detenidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico