Avila: "no voy a aceptar que traten mal a mis trabajadores"

El sindicalista Jorge Avila denunció las presiones para firmar el acuerdo de productividad ante el argumento de que los chubutenses "no tienen un Vaca Muerta". "Esto es un bloque con el gobernador Das Neves", dijo.

El Sindicato de Petroleros Privados de Chubut sigue las negociaciones con las empresas para sostener los puestos de trabajo con 1.000 operarios sin actividad pero recibiendo el 70% de su sueldo habitual. Además, el gremio que conduce Jorge Avila se niega a firmar un acuerdo con las operadoras para afinar costos de producción.
La discusión que habilitó su par neuquino Guillermo Pereyra es el incremento de la productividad flexibilizando protocolos de seguridad. Así entran en la agenda la velocidad del viento, la posibilidad de armar o desarmar un equipo durante la noche o rotar a otras actividades previa capacitación a la mano de obra ociosa.
"Mi pelea es con los empresarios, con las operadoras, con YPF. Yo tengo que seguir todos los días para darle solución a los 1.000 trabajadores que están en la casa que están cobrando el 70% del salario", repasó el dirigente petrolero.
"Ya le dijimos a YPF que no vamos a firmar ningún pacto federal. Nos dicen que tenemos que firmarlo porque no tenemos ningún 'Vaca Muerta' y yo no voy a aceptar que los traten mal a mis trabajadores. Eso es lo más importante y el debate a dar", indicó el responsable sindical.

ELECCIONES
Mientras tanto, el gremio tiene que pasar por elecciones internas para actualizar a los miembros de su comisión directiva. Avila va por la reelección y ayer salió a contestar, en general, a los señalamientos del resto de las listas hacia su gestión e invitando a hablar de temas prioritarios para la vida institucional.
Avila cuestionó a sus contrincantes del 4 de noviembre por centrar sus discursos en agresiones hacia el manejo de la actual conducción por la crisis en el sector y no en cómo superar la baja de la actividad, traer soluciones para los 1.000 operarios en stand by y la continuidad de los reclamos sindicales más allá del contexto complejo para la industria.
En ese marco, "Loma" puso de relieve el apoyo político de la mano del gobernador Mario Das Neves quien el viernes llamó a votarlo. "Creo que fue un reconocimiento a quienes realmente se han puesto a defender a los trabajadores y las fuentes de trabajo. Esto es un bloque con el gobernador Das Neves y el intendente Carlos Linares. A pesar de los intereses, el primer interés es el trabajador. El resto es folklore político", dijo el sindicalista.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico