Avilés sostuvo que todo policía condenado pierde su empleo

Ante la consulta de El Patagónico sobre las medidas que se adoptarán por la condena de dos años de prisión en suspenso y cuatro años de inhabilitación para ejercer como policía que recibió el oficial de la Seccional Primera de Comodoro Rivadavia, Pedro Benítez, ayer el jefe de la Policía del Chubut, Luis Avilés, dijo que aún se aguarda darle la oportunidad de defensa en el sumario interno, pero planteó que la condena que recibió en la Justicia, "para un funcionario público implica necesariamente la pérdida del empleo".

Luego del acto realizado ayer en el Cementerio Oeste, donde se recordó a los caídos de la Policía del Chubut en cumplimiento de su deber, Luis Avilés volvió a acentuar la política que la Jefatura de Policía con respecto a apartar de la institución a todos aquellos uniformados que estén condenados bajo cumplimiento efectivo o condicional.
Frente a la consulta sobre el caso particular del oficial Pedro Lázaro Benítez, que ya recibió una pena de dos años de prisión en suspenso y cuatro años de inhabilitación -a la que arribó su defensa con la Fiscalía en un juicio abreviado en el cual el policía admitió los delitos de encubrimiento agravado, falsificación de instrumento público e incumplimiento de los deberes de funcionario público-, Avilés dijo que todavía esperan los resultados del sumario administrativo interno que está abierto.
"Ustedes saben que personal policial que esté condenado, sea una condena de cumplimiento efectivo o condicional, que haya una inhabilitación especial, por las características del funcionario, que es un funcionario público, implica necesariamente la pérdida del empleo", enfatizó Avilés, respecto a la política de purga que ya comenzó dentro de las filas policiales.
"Estamos esperando el resultado, tenemos que terminar las actuaciones administrativas, darle la oportunidad de defensa, pero esa es la forma en la que se tiene que actuar técnicamente", dijo el jefe de la fuerza.
Ayer el jefe de Policía no pudo estar acompañado en Comodoro Rivadavia por su plana mayor ya que las condiciones climáticas así lo impidieron. Incluso el segundo jefe de la fuera, Nery Pérez, sufrió un despiste en la ruta, lo que demoró la ceremonia de inicio en el Cementerio Oeste.
En el acto, Avilés estuvo acompañado por el jefe de la Unidad Regional, Claudio Crettón, y su segundo César Brandt. También se hicieron presentes en la ceremonia, entre otros, el jefe de la Policía Federal, Marcelo Velázquez.

OLA DE ASALTOS

Frente a la ola de asaltos en viviendas Comodoro Rivadavia -cinco en lo que va del mes-, Avilés analizó: "estos brotes delictuales los tratamos de atacar de forma inmediata. Se están dando de otras formas similares en otras provincias. No voy a avanzar en la diligencias que se van a realizar, pero en poco tiempo vamos a tener resultados. Estamos trabajando con todos los elementos conectados, hay hechos sin esclarecer" comentó.
Ayer el jefe de Policía tuvo una reunión de trabajo con cada uno de los jefes de comisarías de esta ciudad en busca de "impartir directivas".
"Hace tiempo habíamos señalado que desde la propia Fiscalía debemos ir cambiando. Así como mutan el delito y las características, las personas que están encargados de investigar como los policías y los fiscales hay que hacer un trabajo más minucioso, más profundo, para desbaratar bandas. Hay que cambiar la forma de ver el delito, de ir detrás del delito; hay que adelantarse y en eso estamos trabajando con el procurador general. Nosotros apuntamos a tener especialistas, aprovechar toda la información que se recaba en las comisarías y la Fiscalía, en bien de la investigación y del resultado de las pesquisas", graficó Avilés.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico