Axel Nieves le gatilló tres veces en el estómago y la bala no salió

Así lo describió la Fiscalía en su imputación, al relatar que el domingo cuando hirió de bala a dos jóvenes en el barrio San Martín, a uno de ellos le gatilló tres veces en el abdomen, pero los proyectiles no salieron. La juez Mariel Suárez le decretó cuatro meses de prisión preventiva y dispuso el mismo plazo para culminar la investigación preparatoria de los dos casos por lo que la Fiscalía lo investiga. El otro es un tiroteo ocurrido el mismo día contra una vivienda del barrio Ceferino Namuncurá.

En la audiencia de control de detención y apertura de la investigación a la que fue sometido Axel Nieves, ayer en la Oficina Judicial, se conoció la frialdad con la que según la Fiscalía, el imputado actuó frente a las víctimas que baleó el último domingo, pasado el mediodía en el barrio San Martín.
La audiencia fue presidida por la juez Mariel Suárez, y el Ministerio Público estuvo representado por la fiscal Camila Banfi y el funcionario fiscal Cristian Olazábal. Mientras, la defensa de Nieves fue ejercida por la defensora pública, María de los Ángeles Garro.
Los representantes de Fiscalía solicitaron que se declare legal su detención y que se le formalicen la causa sobre la base de los delitos de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa, dos hechos; en concurso real con abuso de armas agravado por haber sido cometido contra personal policial; y abuso de arma". Así solicitaron la prisión preventiva de Nieves.

"USTEDES SON LOS QUE ME PRENDIERON FUEGO LA CASA"
El primer incidente que investiga la Fiscalía ocurrió a las 14:30 del domingo, cuando Jonathan Sierra y Ezequiel Soto caminaban por Huergo casi Los Jazmines. Según los acusadores públicos, Axel Nieves junto a otros individuos no identificados arribaron al lugar a bordo de un Chevrolet Corsa, de color verde, del que Nieves descendió con un arma de fuego calibre a determinar. Se dirigió hacia Sierra y Soto y les dijo: "hijos de puta ustedes me prendieron fuego la casa", en alusión a un incendio ocurrido momentos antes en una vivienda ubicada en calle Las Margaritas 912.
Según la Fiscalía, inmediatamente Nieves apuntó contra Sierra y Soto y con claras intenciones de acabar con sus vidas, le efectuó un primer disparo a Soto quien pese a quedar herido en una pierna salió corriendo en dirección a una escalera que conduce a la parte alta del barrio. Nieves aprovechó esa ocasión para efectuarle dos disparos más los que impactaron en su espalda.
Luego disparó contra Sierra hiriéndolo en el glúteo izquierdo, lo que provocó que cayera al suelo. La víctima se reincorporó rápidamente para correr por Las Margaritas en dirección a Huergo, pero a escasos metros cayó nuevamente al suelo. En ese momento, Nieves se colocó frente a él, apuntó sobre su abdomen y gatilló tres veces, pero las balas no salieron.
En esos momentos comenzaron a llegar a lugar familiares de Sierra y Soto por lo que Nieves escapó. Mientras, tanto Sierra como Soto se encuentran internados aún en el Hospital Regional con parte médico reservado.
Las víctimas y personas que se encontraban en el lugar señalaron a Nieves como el autor de los disparos y la policía logró interceptarlo mientras escapaba por los techos en calle Los Claveles al 832. Pero ante la voz de alto del oficial Eduardo Blanco, Nieves apuntó al móvil policial y efectuó tres disparos que por suerte no causaron lesiones a los efectivos.
La policía repelió el accionar con disparos de arma reglamentaria lo que motivó que Nieves escapara y se perdiera de vista por los efectivos.

OTRO TIROTEO
El segundo incidente por el que se lo investiga ocurrió también el domingo, pero en forma previa sobre las 13:30.
Según el relato de la Fiscalía, una persona se encontraba en un dormitorio de su vivienda, de calle Oscar Millapi al 1.100, cuando arribó al lugar Axel Nieves en compañía de al menos dos individuos que hasta el momento no pudieron ser identificados.
Se movilizaban a bordo de un Chevrolet Corsa de color verde y dispararon en al menos cuatro oportunidades contra la casa. Dos proyectiles impactaron en la puerta de acceso y otros dos restantes en la ventana frontal.
Banfi solicitó que se declare legal la detención y que se dicte la prisión preventiva del imputado a partir de los elementos de convicción suficientes para tenerlo como probable autor de los hechos, las características graves de los mismos y la existencia de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación. Y solicitó un plazo de cuatro meses para concluir con la investigación.
Seguidamente la defensora no se opuso a la legalidad de la detención, ni al relato del hecho, como tampoco a la calificación legal. Pero reclamó la libertad de su pupilo con prohibición de acercamiento a las víctimas y presentaciones semanales ante la Oficina Judicial. Subsidiariamente solicitó su arresto domiciliario o en todo caso de recibir prisión preventiva que la misma sea por solo un mes.
Finalmente Suárez resolvió declarar legal la detención, decretó la apertura de la investigación preparatoria en su contra sobre la base de los hechos relatados y la calificación legal esgrimida por los acusadores, dando por anoticiado de los mismos al imputado y por asegurada su defensa técnica. Decretó cuatro meses de plazo de investigación e igual plazo de prisión preventiva a partir de la gravedad de los hechos, los elementos de convicción suficientes, la pena que se espera y los peligros de fuga y entorpecimiento de la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico