Ayer algunos colectivos cobraron 6 y otros 9 pesos

El subsecretario de Control Operativo municipal, Mariano Lamberti, indicó que los inconvenientes que se generaron ayer con la aplicación de la nueva tarifa del transporte urbano se debió a la tardanza en la actualización del sistema que está directamente conectado a una central nacional desde donde opera la tarjeta Sube. Es por esta razón que algunos usuarios ayer pagaron 6 pesos y otros 9, aunque aseguró que hoy estaría totalmente actualizado el sistema con la nueva tarifa.
"En el transcurso del lunes se dio la actualización de las 130 unidades. Cada vez que el colectivo pasa por una terminal, tanto la de calle Huergo, Congreso o la del centro, va cargando una parte de la tarifa y hasta que no se completa la actualización no cobra la tarifa de 9 pesos. Pero vamos a corroborar que hoy (por ayer) las 130 unidades cobren la tarifa nueva", indicó.
Respecto a la posibilidad de incrementar nuevos lugares de carga, el funcionario precisó que es un trámite que va bastante avanzado y que ya hay "alrededor de 7 u 8 comercios que pretenden hacer la recarga Sube. Eso está en Nación Servicios que todavía no autorizó esas altas y será quien les avise cuando estén en condiciones de hacerlo".

SEMAFOROS
En otro orden, Lamberti también comentó que esta semana se habilitarán dos semáforos de los 20 que quedan por instalar y precisó que "no solo es encenderlos, sino que va con un empañamiento de tránsito para alertar a los conductores y no sorprenderlos con que antes no estaba en funcionamiento".
Estos dos nuevos se emplazan en ruta 3, uno sobre calle Cabezas y otro sobre Corcoy. "Son dos semáforos importantes sobre la ruta y estarán 2 o 3 días con tránsito porque son cruces importantes", advirtió.
Se continuará trabajando al respecto, ya que si bien no hay final de obra el municipio por ahora hizo una recepción provisoria de los semáforos y esto tiene un proceso de garantía que hay que llevar adelante.
El subsecretario manifestó que en esta ocasión habrá sincronía de los semáforos, ya que el trabajo en cuestión "lo venimos haciendo desde febrero. Tuvimos muchos inconvenientes en el verano y se trabajó mucho en la comunicación entre semáforos, aunque persisten algunos inconvenientes por el mantenimiento del sistema que no se venía haciendo. Hay controladores que se caen por problemas del clima y quedan intermitentes".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico