Ayer se instrumentó el corredor seguro del barrio San Cayetano

Se puso en funcionamiento el corredor seguro del barrio San Cayetano en el que colaboran nueve padres y alumnos del colegio secundario 738, seis padres de la escuela 209 y otros seis del jardín de infante 447. El corredor va desde Pieragnoli hasta O' Donell por Antonio Garces hasta 552.

Ayer se puso en funcionamiento el corredor seguro escolar del San Cayetano en el que colaboran más de 21 padres del secundario, la escuela primaria y el jardín del barrio, junto a estudiantes que también se sumaron al proyecto.
Frente a las situaciones de inseguridad que se viven en el barrio de la zona oeste en el que un depravado acecha a niños menores que van a la escuela, las autoridades policiales, directivos de los colegios y autoridades provinciales y municipales, pensaron en instrumentar el cuarto corredor seguro en la ciudad.
Según informó Teodoro Matos, de la Dirección de Políticas de Prevención del Delito en Comodoro Rivadavia, en el corredor que se instrumentó ayer colaboran nueve padres del Colegio 738 y estudiantes, además de seis padres de la escuela 209 y seis del jardín de infantes.
El corredor seguro que abarca la escuela secundaria, la primaria y el jardín irá por Pieragnolli, desde Antonio Garcés, 552 hasta O' Donell. Luego más allá custodiarán la salida y entrada al colegio de los niños, la Secretaría de Seguridad Municipal y Policía de la Seccional Sexta.
A Matos ayer lo acompañaban las funcionarias de la delegación provincial Pamela Levicoy y Patricia Bustos.
"Esto es una prueba piloto, hay muchas cosas para ajustar para el próximo año. Este es el cuarto corredor que se forma. Los padres son meramente observadores, lo que ve avisa a la Policía, toma datos, y si hay un problema trata de resolverlo" graficó Matos.
El corredor tratará de llevar seguridad a los niños que no pueden ser acompañados por un mayor a la escuela y que residen en el barrio durante las seis semanas que restan de clase. Para el próximo año ya está pactadas charlas de autocuidado e instrucciones de cómo caminar las calles. "Lo que necesitamos en este sistema es la colaboración de los padres, sino es imposible. Hacerlo sustentable en tiempo lo hacen los padres" dijo Matos.
En el corredor también hay comercios que se han adherido a la seguridad y en el que los alumnos podrán pedir auxilio ante cualquier inconveniente o situación de peligro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico