Bajan las aguas y los evacuados retornan a sus hogares en el norte bonaerense

Desde el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, se continuaba ayer el operativo de asistencia en los municipios afectados, donde se entregaron 750 colchones, almohadas, frazadas, 2.500 bidones de agua y 1.500 kilos de alimentos.

Las aguas comenzaron a bajar en las últimas horas en los 11 partidos del norte bonaerense afectados por el temporal registrado entre el domingo y el lunes, aunque unas 300 personas permanecían evacuadas en los distritos de Pergamino, Arrecifes, Ramallo y San Nicolás, informaron fuentes oficiales.
El temporal de lluvia y viento que se registró en Pergamino, Ramallo, Colón, Arrecifes, Rojas, Salto, San Nicolás, Florentino Ameghino, General Villegas, Baradero y San Antonio de Areco, y que causó un muerto y daños, aún deja secuelas en algunos partidos.
"El nivel del agua llegó ayer (lunes) a las 18 a su pico máximo, y ya se nota que está bajando", apuntó hoy Ricardo Bari, subsecretario de Defensa Civil de Pergamino, una de las zonas más afectadas por el temporal.
El funcionario precisó que "se necesitarán entre 35 y 40 horas más para que el agua se escurra definitivamente".
Bari señaló que "aún quedan unos 110 evacuados" y destacó que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, recorrió ayer Pergamino para solidarizarse con los damnificados, a quienes les ofreció ayuda.
Otra de las ciudades más castigadas fue Arrecifes donde más de 200 personas continuaban ayer evacuadas, a raíz de las intensas lluvias caídas y la crecida del río que da nombre al partido.
Según precisaron desde el destacamento de Bomberos, "hay todavía 214 evacuados alojados en las escuelas número 5, 16, 1 y un club deportivo". "Afortunadamente hay nubosidad pero ya no llueve, y el río si bien está en crecida, lo hace de manera lenta", aseguró la fuente.
En tanto, el río Salto alcanzó ayer su pico máximo de 6 metros en el distrito al que le da nombre, y de manera preventiva fueron evacuadas 35 personas que viven en barrios ribereños.
En Ramallo, seis familias continuaban evacuadas, aunque desde Defensa Civil afirmaron que la situación ayer estaba "más tranquila" porque está bajando el agua, al igual que en Rojas y en San Antonio de Areco, donde el panorama es "más favorable", según dijeron los bomberos de los respectivos destacamentos.
La situación en el distrito de Colón, donde cayeron 260 milímetros de agua, también mejoró ayer y si bien el lago artificial sigue desbordado, la ruta 8 ya fue habilitada para el tránsito vehicular, informó Daniel Francescángeli, jefe del Cuartel de Bomberos de Colón.
En General Villegas, las lluvias aislaron a Santa Regina, una localidad de 600 habitantes, y el propio intendente del partido, de profesión médico, viajará al pueblo para asistir a los enfermos.
En tanto, en San Nicolás aún permanecen 90 evacuados tras las intensas lluvias caídas el domingo último, aunque autoridades de Desarrollo Social local afirmaron que la situación hoy "mejoró" porque dejó de llover y está bajando el agua.
"Hay todavía 90 de los 150 evacuados que había ayer. Mejoró muchísimo el panorama porque no llovió más y eso dio tiempo para que mejorara la situación", explicó a Télam María Rosa Méndez, la directora de Acción Social de San Nicolás.

OPERATIVO
DE ASISTENCIA
Desde el gobierno de la Provincia de Buenos Aires, a través de los ministerios de Desarrollo Social, Infraestructura y Salud, continuaba ayer el operativo de asistencia en los municipios afectados, donde se entregaron 750 colchones, almohadas, frazadas, 2.500 bidones de agua y 1.500 kilos de alimentos.
Ayer además el ministerio de Salud provincial brindó una serie de recomendaciones para cuando los evacuados vuelvan a sus hogares.
Recomendó que al entrar a la vivienda que estuvo inundada es conveniente que la corriente eléctrica y el gas se encuentren desconectados para evitar fuego, electrocución o explosiones.
También aconsejó desinfectar e higienizar las paredes, los pisos y otras superficies de la casa como la mesada, las alacenas y la heladera, además de todos los objetos y utensilios que hayan estado en contacto con el agua contaminada.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico