Balearon la casa de la madre de "Richi" Alvarado y sospechan de Carlos Altuna

El ataque se registró ayer a la madrugada en la vivienda de la madre de Ricardo Alvarado que se encuentra en calle Florencio Sánchez. Al menos dos balas ingresaron al interior y dieron en una heladera cuando la mujer dormía. Por la tarde la policía allanó la vivienda de Carlos Altuna y secuestró dos revólveres calibre 38.

Los enfrentamientos entre dos bandos enemistados del barrio Ceferino continúan. Esta vez la víctima fue la madre de Ricardo Alvarado, quien cumple prisión preventiva por otros incidentes armados.
Alvarado tendría problemas con Carlos Altuna al ser allegado a la familia Carrizo con la que este último se encuentra enemistado. Todos residen en un radio de cuatro cuadras donde en más de una oportunidad se registraron tiroteos en la vía pública.
Ya en agosto del año pasado la pareja de Altuna fue alcanzada por un disparo en la cabeza cuando se movilizaban a bordo de una Chevrolet S-10.
Se trata de María Osorio, quien estuvo varios meses internada de gravedad en el Hospital Regional y logró recuperarse. Por ese ataque se encuentra detenido el imputado Andrés Carrizo.
De acuerdo a los datos recabados por El Patagónico, el ataque a la casa de la madre Alvarado se produjo ayer a las 2:30 cuando la mujer descansaba. Según denunció ante la policía de la Seccional Cuarta, Altuna sería quien se acercó al domicilio y habría efectuado al menos dos disparos que se introdujeron a la vivienda y terminaron contra la heladera sin herir a nadie.
Por la mañana los efectivos a cargo del comisario Fabián Millatruz efectuaron una inspección y secuestraron dos vainas servidas de una pistola. Rápidamente, se iniciaron las averiguaciones de rigor con la dirección del funcionario fiscal Cristian Olazábal.
Pasadas las 18 y con la autorización del juez Alejandro Soñis los uniformados cumplieron tres allanamientos en el departamento de Altuna, en el edificio 28 de las 232 Viviendas. Las restantes requisas se efectuaron en un domicilio del barrio Ciudadela y en la zona del cañadón La Francesa.
En el departamento de las 232 Viviendas donde estaba la pareja del sospechoso se incautaron dos revólveres calibre 38, precisaron fuentes oficiales. Mientras en los otros dos domicilios los resultados fueron negativos. A pesar de que Altuna no se encontraba, la Justicia tampoco había solicitado su detención. No obstante, quedará sujeto a la iniciación de una causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico