Balearon a quien se le cayó el DNI cuando tirotearon la casa de Alvarado

Walter Leiva y Nathan Martínez fueron baleados en incidentes distintos entre el miércoles a la noche y ayer a la madrugada. Ante la policía no quisieron dar detalles del ataque. Para la Seccional Séptima se trató de algún ajuste de cuentas entre grupos antagónicos.

Leiva es el mismo al que el lunes 14 de diciembre se le cayó el DNI en momentos en que baleaban la casa de Ricardo "Richi" Alvarado, en medio del conflicto con los Nieves.
Walter Leiva, de 21 años, ingresó al Hospital Regional el miércoles a las 21:40 con una herida de arma de fuego en la pantorrilla derecha. La Policía de la Seccional Séptima llegó al centro asistencial y se entrevistó con el herido, pero no quiso aportar datos sobre la agresión. Presumen que el lugar del ataque fue en Los Plátanos y Franzoni, en el Máximo Abásolo.
Leiva es el mismo individuo a quien el 14 de diciembre se le cayó el DNI desde un vehículo desde el que tirotearon la casa de "Richi" Alvarado en Florencio Sánchez y Segundo Sombra del barrio Ceferino Namuncurá.
Según la investigación, se presume que el autor de los disparos sería Leiva, quien llegó al lugar en un automóvil de color azul oscuro que conducía una mujer. Se le cayó la billetera con el DNI cuando escapaban. En el incidente resultó herido de bala un joven al que la madre de Alvarado había mandado a comprar.
Según fuentes policiales, el documento encontrado en el lugar estaba a nombre de Walter Leiva, familiar de Miguel Baeza, uno de los principales cabecillas de un grupo en pugna contra "Richi" Alvarado.
Tanto Baeza como Alvarado cumplen prisión preventiva por distintas causas, pero los investigadores aseguran que la rivalidad entre ambos grupos continúa.
Aquella vez, frente a la casa de Alvarado se secuestraron cuatro vainas servidas calibre 9 milímetros marca "FLB" y la billetera con el documento que se le cayó al sospechoso. Ahora Leiva fue baleado y la policía presume que tiene que ver con un ajuste de cuentas ante la reticencia de la víctima en aportar datos.

OTRO HERIDO
Cinco horas después de que ingresó Leiva al hospital, alertaron a los efectivos policiales de un nuevo ataque a balazos. Esta vez en Jaime Dávalos al 4.800 en donde resultó baleado Nathan Martínez, de 22 años. El joven sufrió una lesión de arma de fuego en una pierna.
Según informó la policía, lo único que dejó trascender el joven en el lugar del ataque es que lo llamaron con su nombre desde el frente de su vivienda. Cuando se asomó le dispararon en las piernas. No aportó nada más, ni quién fue, ni por qué motivo cree que sufrió la agresión.
De ese modo, con la falta de colaboración de las víctimas en aportar datos que direccionen la investigación a la policía le resulta complejo identificar a los presuntos autores de la agresión. Que los disparos sean efectuados hacia las piernas, es un aviso o un mensaje. No hay disparos a media altura ni a la cabeza que puedan hacer presumir las intenciones de matar.
Leiva quedó internado en observación en el hospital, mientras que Martínez una vez que resultó trasladado al nosocomio y curado de la herida en su pierna recuperó el alta médica.
Los tiroteos entre grupos en pugna que responden a "Richi" Alvarado y a los Nieves -quienes estarían vinculados al grupo de pertenencia de Baeza- ya se cobró una víctima inocente, Anahí Tamara Copa (21), una habitante del Quirno Costa vecina de la familia Nieves.
La policía creía que con las prisiones preventivas que la Justicia le dictó a Alvarado -por abuso de arma y tentativa de homicidio contra Aldo Núñez- y a Rodrigo Soto y Diego Serrano -por el homicidio de Copa- los incidentes armados se frenarían. Pero los tiroteos continúan y los protagonistas siempre son los mismos allegados a los grupos.
Cada vez que han allanado las viviendas a los dos grupos, nunca se les ha encontrado armas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico