Balochi está envuelto en un escándalo por irregularidades en el pago de honorarios

El actual intendente de Sarmiento, Ricardo Britapaja, radicó ayer la denuncia en el Juzgado Civil y Comercial pidiendo la nulidad de la sentencia del juicio que dio origen a esos honorarios, más el reclamo de daños y perjuicios para que se devuelva el dinero a la Municipalidad. La comuna emitió dos valuaciones fiscales por una chacra: una de $14 millones, extendida para establecer los honorarios, y otra por $26.000 en apego a una ordenanza que fijó el monto con retroactividad para que el propietario abonara impuestos municipales adeudados. El juez de la causa había sido socio del querellante, que además era el asesor letrado municipal.

El 9 de diciembre de 2015, último día de la gestión de Sebastián Balochi como intendente de Sarmiento, se aprobó la liquidación, se liberaron los embargos y los pagos y se firmaron los cheques para pagar 3,7 millones de pesos en honorarios a abogados. "Todo en una misma mañana cuando nunca un plazo judicial es menor a tres días", argumentó Andrés Arbeletche, abogado a cargo de la auditoría externa que se lleva a cabo sobre el municipio a pedido del nuevo intendente, Ricardo Britapaja.
La causa marco se vincula a una demanda por escrituración contra la Municipalidad y un tercero por una chacra cuyo propietario había subdividido y vendido a una persona, actor en la querella. Lo curioso del caso, entre una saga de irregularidades, es que los honorarios se establecen en relación porcentual a la valuación fiscal de la propiedad en cuestión y la Municipalidad de Sarmiento extendió dos, con diferencias abismales.
En el primer caso, y a efectos de ser presentada en tribunales para establecer honorarios, la valuación ascendió a 14 millones de pesos "por una chacra de 9 hectáreas sin ningún servicio en una zona rural", según Arbeletche, aunque más tarde la misma valuación extendida por la Municipalidad cotizó la propiedad en poco más de $26.000.
"Se necesitaba que esa chacra baje su valor porque tenía que pagar impuestos municipales adeudados; entonces, con gestiones de Balochi, el Concejo Deliberante aprobó el cambio de uso del suelo y aprobó una nueva ordenanza fijando el valor de $26.000 y con efecto retroactivo. Pero la tropelía continúa y aunque debieron haber regulado los honorarios con esa base, retroactiva, se calcularon sobre los 14 millones", señaló el auditor externo.
Recordó además que en función de que los demandados eran dos -la Municipalidad y el propietario que había vendido la tierra en primera instancia-, la comuna debía en todo caso pagar el 50% de los honorarios, aunque Balochi avaló el cheque por la totalidad.

DENUNCIA
Las irregularidades del caso fueron denunciadas públicamente ayer por Britapaja, tras radicar la denuncia en los tribunales sarmientinos junto a Arbeletche. Planteó una serie de irregularidades en la causa por la que la Municipalidad de Sarmiento fue condenada a pagar honorarios por 3,7 millones de pesos, en lo que el letrado consideró que hubo una organización para obtener esos fondos del erario público.
"En una causa puede haber un error u omisión, pero cuando se acumulan tantas irregularidades necesariamente hay un accionar doloso; no me cabe duda que acá hubo una organización", señaló.
Arbeletche enumeró una serie de vicios en la causa que tramitó y obtuvo sentencia durante la gestión municipal de Balochi, hoy funcionario de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia.
Comenzó recordando que el juez interviniente, Gustavo Miguel Angel Antoun, había sido previamente abogado patrocinante de la parte actora, a pesar de lo cual no se excusó en la causa.
Antoun, a su vez, era socio de Edgardo Rubén Hughes, letrado de la querella en este juicio y al mismo tiempo abogado contratado de la Asesoría Letrada de la Municipalidad, señaló Arbeletche.
"Ambos constituyeron domicilio en el mismo estudio y terminó siendo un proceso plagado de irregularidades por las que se condenó a la Municipalidad a escriturar algo que nunca había vendido, basándose en un contrato que supuestamente estaba perdido y que en realidad se encontraba dentro del juzgado en otro expediente, donde Antoun había sido letrado de la parte actora", agregó Arbeletche.
Estas y otras presuntas irregularidades forman parte de la denuncia radicada ayer en el Juzgado Civil y comercial de Sarmiento, mediante la que se solicita la nulidad de la sentencia, más daños y perjuicios para que se devuelva el dinero a la comuna.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico