Bancarios anunciaron paro nacional el 28 de octubre

Tras varias semanas de medidas escalonadas que implicaron horas de retención de servicios por asambleas, se definió una medida nacional en reclamo por la reapertura de paritarias y la eliminación del impuesto a las ganancias se anunció un paro nacional para el próximo 28 de octubre.

El titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, anunció "una huelga nacional total" del sector en reclamo por la reapertura de paritarias y la eliminación del impuesto a las ganancias para el próximo 28 de octubre.

La definición se tomó en una asamblea de trabajadores bancarios en el Supervielle, Palazzo llamó a profundizar el plan de lucha continuando con la realización de asambleas y el cese de tareas durante las tres últimas horas de atención al público -como miércoles y jueves de esta semana- el 18 y 19 de octubre en las 53 seccionales y en entidades públicas y privadas.

Eduardo Berrozpe, secretario de Prensa del sindicato, ratificó que las medidas de fuerza se llevarán a cabo si la patronal no reabre las negociaciones colectivas y soluciona el resto de las demandas bancarias. En caso de no cumplirse con los reclamos, "se preparará la huelga nacional bancaria del 28 de octubre".

Palazzo además explicó que "el punto 15 del último acuerdo paritario señaló con claridad que de producirse variaciones económicas sustanciales se reabrirían las paritarias" y que "el propio gobierno afirmó que debido al apagón estadístico debía recurrirse al índice de precios de Buenos Aires o al Ejecutivo de la provincia de San Luis". "Esos índices señalan que ya hay 33 por ciento de inflación y resta aún un cuatrimestre. Ese ajuste no puede ser absorbido por los trabajadores, mientras los bancos se llenan de plata", afirmó.

El sindicalista sumó al análisis el alto índice de rentabilidad que tuvieron las entidades financieras tuvieron y sostuvo que fue de más del 35% y en febrero, fue del 42% sobre el capital propio.

También remarcó que la Bancaria fue el primer gremio que exigió la reapertura de las paritarias y que "se encamina hacia un plan de lucha, lo que sin duda marcará agenda en el movimiento obrero".

"Nadie puede decir que impedimos la gobernabilidad o buscamos desestabilizar. Fueron los sectores empresarios, los formadores de precios y las posiciones oficiales las que subvirtieron el poder del salario del trabajador. La Bancaria solo se defiende de una agresión al poder adquisitivo y a las condiciones laborales y procura preservar el empleo y la dignidad", sostuvo el dirigente.

Para finalizar, dijo que la actual gestión generó "130 mil desocupados, el avance de la legislación laboral hacia los 90, la pérdida de poder adquisitivo y la apertura de importaciones". "¿Cuántos clientes de bancos habrá si todo ello continúa?", se preguntó, para concluir.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico