Barcelona exige 222 millones de euros para que Neymar juegue en el PSG

El club anunció ayer que el jugador le transmitió a la entidad su voluntad de marcharse y condicionó el traspaso del jugador al pago de su cláusula de rescisión, que el club francés hará efectivo en las próximas horas, según anticipó el agente del futbolista.

Barcelona anunció ayer que el astro brasileño Neymar le transmitió a la entidad su voluntad de marcharse y condicionó el traspaso del jugador al pago su cláusula de rescisión de 222 millones de euros, que el Paris Saint Germain (PSG) hará efectivo en las próximas horas, según anticipó el agente del futbolista.
"Neymar ha comunicado al vestuario su marcha del club. Se ha despedido de sus compañeros. El entrenador le ha dado permiso para no entrenar y resolver su futuro", explicó el club catalán en un escueto primer comunicado emitido esta mañana poco después de que el jugador se presentara en el predio de entrenamiento del Barcelona.
Pero horas más tarde, Barcelona fijó posición y advirtió que sólo dejaría salir al futbolista brasileño si se pagaba su multimillonaria cláusula de rescisión.
En una nueva nota, el club catalán afirmó que el jugador brasileño, su padre y su representante, mantuvieron una reunión en las oficinas del club, donde manifestaron la intención del crack de abandonar el conjunto "culé", y que ante esas decisión se los remitió a la "cláusula de rescisión de su contrato en vigor, que desde el pasado 1 de julio es de 222 millones de euros, y que deberá ser abonada en su totalidad".
Además, en respuesta al bloqueo del cobro de la prima de renovación del futbolista, de 26 millones de euros, el club reiteró que no cambia de posición, ya que "se mantiene depositada ante notario hasta la resolución del caso".
El padre de Neymar exige ese pago, pero el club considera que está supeditado al cumplimiento íntegro del contrato.
La entidad azulgrana subrayó que el jugador continúa con contrato en vigencia con Barcelona, pero con permiso temporal para no participar en las sesiones de entrenamiento.
Neymar, junto a su padre y su agente, Wagner Ribeiro, partieron ayer de la terminal privada del aeropuerto El Prat de Barcelona con destino desconocido, aunque se cree que se dirigían a Londres, donde el jugador descansará e intentará mantenerse fuera de los focos para terminar de perfilar su contrato con el PSG.
Antes de su partida, Ribeiro dijo a los periodistas en el aeropuerto que había estado en París para "escuchar la oferta del PSG para pagar la cláusula, que estará hecha en las próximas horas".
"Esta semana entra", y puede ser presentado "a comienzos de la próxima", añadió el agente.
Neymar llegó ayer a las instalaciones del club en Saint Joan Despí poco después de las 9.00, entró al vestuario, y media hora después salió en su coche particular, en medio de una gran expectativa mediática.
La despedida fue breve y sin sorpresa para sus compañeros, que minutos después estaban entrenándose bajo las órdenes del director técnico Ernesto Valverde.
El brasileño había regresado a la ciudad condal, después de pasar unos días en Shanghai, donde tenía que cumplir con compromisos comerciales, y mantenía un silencio sepulcral respecto a su futuro, aunque su salida se daba como hecha.
Durante los últimos días de la gira del 'Barça' en Estados Unidos, sus compañeros, incluido Messi, intentaron convencerlo para que se quedara y no aceptara la oferta del PSG, que se había ofrecido a pagar su multimillonaria cláusula de rescisión.
Sin embargo, el brasileño decidió marcharse a París, donde le ofrecen ser el líder indiscutido del conjunto galo, algo que no podría hacer en el Barcelona, donde Messi es la máxima figura.
El astro argentino quería que se quedara, pero hoy lo despidió con un afectuoso mensaje.
"Fue un placer haber compartido todos estos años con vos amigo. Te deseo mucha suerte en esta nueva etapa de tu vida. Nos vemos. Tkm (Te quiero mucho)", escribió en su cuenta de Instagram el crack rosarino, quien compartió vestuario con la estrella brasileña desde 2013.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico