Barrabravas 'xeneizes' expulsados de Paraguay regresaron al país

Rafael Di Zeo y otros seis integrantes de la barrabrava de Boca, entre ellos su hermano Fernando y Mauro Martín, otro jefe barra, regresaron ayer a Buenos Aires tras haber sido expulsados del Paraguay, donde estuvieron detenidos desde el 28 de abril, cuando protagonizaron hechos violentos antes del partido entre los "xeneizes" y Cerro Porteño por la Copa Libertadores.

Los hermanos Di Zeo, más Mauro Martín, Elvio Sosa, Federico Finochietto, Sebastián Saravia y Ramón Bedoya arribaron poco antes de las 16 al Aeroparque Jorge Newbery.
El vuelo llegó tres horas después del horario previsto, debido a que el aeropuerto de Formosa permaneció cerrado durante ese lapso por razones meterológicas.
Los barrabravas habían ingresado al país el lunes poco después de las 17 por el paso fronterizo terrestre de San Ignacio de Loyola, en la ciudad de Clorinda, con la intención de abordar un vuelo que partía del aeropuerto El Pucú de la ciudad de Formosa a las 18:30, para lo cual iniciaron el traslado hacia la capital formoseña en tres automóviles.
Pero un piquete de vecinos de Clorinda que protestaban por los excesivos precios de la energía eléctrica y que cortaba la ruta nacional 11, impidió el paso de los hinchas.
Si bien los manifestantes reconocieron a Di Zeo y a sus acompañantes y éstos accedieron a sacarse fotos con los vecinos y a firmar camisetas, no pudieron seguir su camino ante la posición inflexible de los manifestantes, por lo que perdieron el avión.
Los barrabravas optaron por pernoctar en Clorinda y ayer a la mañana volvieron a intentar atravesar el piquete, esta vez con mayor suerte, para llegar con tiempo suficiente a Formosa, donde debieron esperar en el aeropuerto alrededor de cinco horas antes de abordar el vuelo que partió recién a las 14:15 de esa ciudad del noreste argentino.
En Aeroparque aguardaban desde hora temprana un nutrido grupo de hinchas que esperaron el arribo del jefe de la barra y sus acompañantes.
"No vi a ningún periodista ni a nadie salir en defensa de lo que nos hicieron en Paraguay", se quejó Di Zeo ni bien arribó al Aeroparque Jorge Newbery procedente de Formosa, tras haber estado 11 días preso.
"Cuando ocurrió lo de Racing en Brasil, todo el mundo estaba preocupado, pero a nosotros nos discriminan. En el caso de Racing, eran hinchas argentinos atacados por la policía brasileña, en el caso nuestro éramos barrabravas peleando", exclamó Di Zeo ante los medios de prensa.
El grupo más violento de la hinchada boquense fue condenado a no retornar a Paraguay por un período de dos años, según lo confirmó el abogado José Monteleone, quien también reveló que deberán indemnizar a las víctimas de los incidentes protagonizados en las adyacencias al estadio Defensores del Chaco de Asunción, a quienes robaron y golpearon según las denuncias que la policía tenía en su contra.
Los hechos ocurrieron en la previa del encuentro que Boca le ganó a Cerro Porteño por 2 a 1 en el cruce de ida de los octavos de la Libertadores.
Boca, en tanto, envió a la justicia una solicitud para que se les aplique el derecho de admisión a los seis detenidos en Paraguay más otros 231 "barras" que no pudieron ingresar a los partidos revancha ante Cerro Porteño (3-1 el jueves pasado) y Huracán el domingo último (0-0).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico