Barrientos mantendrá la prisión preventiva

Pablo Barrientos mantendrá la prisión preventiva hasta la audiencia de juicio abreviado por la muerte del efectivo policial Nelson Godoy. El imputado ya ha aceptado su culpabilidad, renunciando a su estado de inocencia.

En horas de la mañana de hoy se desarrolló en sede de los tribunales penales ordinarios la audiencia de control de la prisión preventiva que viene cumpliendo el imputado Pablo Barrientos.

La funcionaria de Fiscalía pidió se mantenga la prisión preventiva del imputado hasta el debate; en tanto que la defensa su arresto domiciliario. Finalmente el tribunal resolvió hacer lugar a lo solicitado por la Fiscalía manteniendo la prisión preventiva de Barrientos hasta la celebración del juicio abreviado.

Cabe recordar que en diciembre de 2014 la Cámara Penal local revocó el fallo condenatorio de primera instancia y absolvió a Bruno Díaz por el delito de "homicidio calificado" de Nelson Godoy.

El tribunal de control estuvo compuesto por los jueces penales Raquel Tassello y Mariano Nicosia, por el Ministerio Público Fiscal asistió la funcionaria Patricia Rivas; en tanto que la defensa de Barrientos fue ejercida por el abogado particular Alejandro Fuentes.

En este marco, Rivas solicitó el mantenimiento de la prisión preventiva del imputado hasta el debate en base a "la existencia de elementos de convicción suficientes para sostener que Barrientos es con probabilidad el autor del hecho que se investiga".

La funcionaria argumentó que "el peligro de fuga existente por las características graves del hecho y la pena que se espera como resultado del procedimiento". También recordó que Barrientos se fugó de la Seccional Séptima y luego de un año fue recapturado.

Por su parte, el defensor requirió el arresto domiciliario de su pupilo ya que él es ajeno a las dilaciones del proceso, planteando la situación de incertidumbre al no resolverse cuál va a ser la situación hasta la audiencia del juicio abreviado. Solicitando así "sea homologado dicho acuerdo y se fije lo antes posible audiencia para tratarlo".

Finalmente, el Tribunal resolvió "hacer lugar a lo solicitado por el Ministerio Público Fiscal, manteniendo la prisión preventiva del imputado hasta la audiencia de juicio abreviado. Barrientos ya ha aceptado su culpabilidad, renunciando a su estado de inocencia, mediante su acuerdo para el juicio abreviado y aceptando la pena de prisión que ello implica".

EL HECHO

El 20 de julio de 2012, aproximadamente a las 22:20 horas, Bruno Daniel Alejandro Díaz y Pablo Armando Barrientos, llegaron hasta las proximidades de la Estación de Servicio sita en calles O' Higgins y Tucumán a bordo de la motocicleta tipo "cross", color rojo.

La dejaron estacionada a la altura de la intersección de calle O'Higgins y La Pampa. Descendieron de la misma y se acercaron caminando a la playa de expendio de combustible. Haciéndolo en primer lugar Bruno Díaz y a unos diez metros atrás Pablo Barrientos. Al arribar al sector de los surtidores de expendio de combustible Bruno Díaz efectuó un disparo con un arma de fuego de puño, tipo revólver, calibre 32 mm y se dirigió hasta donde estaba un playero al cual le apuntó con el arma exigiéndole la entrega de dinero y otras pertenencias, logrando sustraerle una billetera y una bolsa conteniendo efectivo.

Posteriormente, con la finalidad de apoderarse de más elementos, Díaz se dirigió a la oficina de los playeros donde había otras personas que se habían escondido y efectuó allí un nuevo disparo intimidatorio que dio en el techo del lugar. En esos momentos Nelson Godoy, quien se desempeñaba como funcionario policial y se encontraba fuera de servicio, descendió del automóvil con su arma reglamentaria y se dirigió hasta la oficina donde había ingresado Díaz, encontrándose ambos de frente cuando este salía de la oficina.

Allí se apuntaron mutuamente con las armas de fuego e iniciaron un forcejeo en el que Godoy intentó reducirlo, y Bruno Díaz le disparó en la cabeza para evitarlo, poder fugarse y lograr su impunidad. Pablo Barrientos permaneció durante el inter criminis de campana a un costado del playón hasta que observó que la víctima descendió del rodado, momento en el cual huyó dirigiéndose nuevamente hacia calle La Pampa, mientras que Bruno Díaz tras herir mortalmente a Godoy, corrió hasta la motocicleta, se subió junto a Barrientos y huyeron del lugar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico