Barrionuevo dijo que es muy factible que la CGT se unifique "con un triunvirato"

El titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, adelantó ayer sobre la unidad de la CGT que es "muy factible" que hagan lo que hicieron con Néstor Kirchner en 2004, que se unifiquen "con un triunvirato" al frente de la central obrera, pero indicó que "todavía" no hablaron.

El dirigente gastronómico manifestó que los sindicalistas se entienden "por señas" y saben cuándo "tienen que estar juntos y cuando no", y ahora "sí" tienen que jugar juntos porque "hay un Gobierno que está caratulado como liberal, que tiene este síndrome de derecha-derecha y está la suspicacia siempre de que no es bueno para el trabajador".
Consultado sobre si Hugo Moyano es el interlocutor gremial preferido del actual Presidente, el sindicalista indicó que "el único preferido de Macri es Macri. Lo conozco bastante a Mauricio. Es muy personalista. ¿Vos viste lo que es el PRO? Es una empresa", expresó.
Detalló que con el líder de camioneros están "bien" y que "no hay ningún interlocutor" con el Gobierno sino que será "la unidad de la mesa que integramos quince organizaciones sindicales la que tendrá que ir cuando sea convocada".
Sobre la posibilidad de conformar un triunvirato manejando una CGT unificada, el titular de la CGT Azul y Blanca contó que todavía no lo hablaron pero "es muy factible que hagamos lo que hicimos con Kirchner en 2004, que nos unificamos con un triunvirato", adelantó.
El titular de la CGT Azul y Blanca también se refirió a la inflación y señaló: "si la inflación es del 50 por ciento, yo voy a pedir el 50 por ciento. A mí no me importa. Macri administra el país, yo administro a los gastronómicos", sentenció.
En ese sentido Barrionuevo manifestó que los economistas ya hablan de un 4 por ciento de inflación en enero por lo que sostuvo que los aumentos, "ya les comieron la paritaria" a sus trabajadores "y ahora vienen los aumentos de tarifas".
Con respecto al llamado al dialogo social por parte de Gobierno de Mauricio Macri, el líder de los gastronómicos señaló que no tienen "ninguna" expectativa y agregó: "Si nosotros en ese diálogo social tenemos que firmar paritarias por abajo, no", en tanto resaltó que para llegar a un arreglo "primero hay que bajar los precios".
"A mí bájame los precios e indudablemente nosotros no vamos a pedir por pedir. No somos tontos", enfatizó.
A la vez, Barrionuevo justificó la decisión del gobierno nacional de no dar un bono de fin de año al señalar que el Estado no estaba "en condiciones" de pagar.
"Si no hay fondos y el Estado no está en condiciones de dar bonos porque no podía ni pagar los aguinaldos... Fijate en la provincia de Buenos Aires", ejemplificó el gremialista, al tiempo que indicó que no tuvieron bonos "generalizados".
Finalmente fue consultado sobre los nuevos nombramientos en la Superintendencia de Seguros de Salud y sostuvo que son una "mejora", porque los que ahora están "saben de qué se trata. No son políticos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico