Bassedas: "soy el máximo responsable"

Christian Bassedas confirmó ayer su renuncia como director técnico de Vélez Sarsfield luego de la derrota del pasado sábado ante Racing Club como local, por la cuarta fecha del Campeonato de Primera división, y en conferencia de prensa asumió la responsabilidad por el presente del equipo.
"Es el momento de dar un paso al costado", expresó Bassedas en el inicio de la conferencia de prensa que brindó ayer a la mañana en la Villa Olímpica, donde ratificó la decisión que había tomado el pasado sábado.
El entrenador se reunió con el presidente del club, Raúl Gámez, quien en vano intentó convencerlo, y luego se despidió del plantel que encabezó desde noviembre del año pasado en reemplazo de Miguel Angel Russo.
"Soy el máximo responsable. La historia no termina como lo soñé pero el equipo está a tiempo de reaccionar", agregó Bassedas, un ídolo del club que fue manager entre 2008 y 2015.
"Tomo esta decisión por mi bien y el de Vélez. Hay una carga emocional con el club y me afecta más de la cuenta. No puedo separar el trabajo de lo afectivo", confesó Bassedas, quien como futbolista formó parte de una etapa inolvidable del "Fortín".
Bassedas, en su primera experiencia como DT, dirigió un total de 22 partidos, en los que consiguió nueve victorias, cuatro empates y nueve derrotas para redondear una efectividad del 46%.
"Como cuerpo técnico no podemos reprocharnos nada desde la dedicación. No pudimos afianzar nuestra idea y debemos hacer un mea culpa. Desde lo estadístico conseguimos casi el 50% de los puntos, pero las formas en que se dieron los últimos partidos duelen", explicó Bassedas, de 43 años.
Luego de un receso "desgastante" por el mercado de pases, el equipo de Liniers inició el semestre con la eliminación en la Copa Argentina ante Juventud Unida de Gualeguaychú y de los cuatro partidos del torneo perdió tres y ganó uno.
Un punto de quiebre para la decisión de alejarse también fueron los hechos de violencia que sucedieron el pasado sábado luego de la dura derrota ante Racing.
"Entiendo el fastidio pero no la violencia. Tengo todo una vida acá en el club y esas situaciones me afectan más de lo que debería", señaló.
Antes de despedirse, Bassedas pidió que de cara al futuro "estén todos juntos por el bien del club y dejen egos y diferencias de lado, ya que la camiseta está por encima de cualquier persona".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico