Belén Silva no volvió de una salida de la alcaidía

Marina Belén Silva está prófuga de la Justicia desde el 5 de enero, según pudo confirmar ayer El Patagónico. La joven fue condenada el lunes 19 de marzo de 2013 tras haber sido hallada penalmente responsable del homicidio de Muriel Bareilles. Según confirmaron fuentes policiales, la joven de 23 años hizo uso de una salida transitoria, pero jamás regresó. Su captura fue ordenada por la juez penal Daniela Arcuri.


"Por más que estemos privados de la libertad, hayamos cometido un delito, también podemos cambiar. Y podemos demostrarle a la gente que también se puede. Yo voy a hacer lo posible para lograrlo, y espero que muy pronto me vea como un trabajadora social y no como una presa más de la alcaidía", le dijo Marina Belén Silva a El Patagónico en el patio de la alcaidía, en 2014, cuando egresó de la escuela secundaria detrás de las rejas.
Pero lo cierto es que además de tener la posibilidad de estudiar, de viajar a Tecnópolis con una condena de ocho años de prisión por homicidio, Silva no acató las normas judiciales y desde el 5 de enero último tiene pedido de captura. Es que, según confirmó este diario, no retornó a la alcaidía policial de una salida transitoria y figura como una de las últimas capturas recomendadas en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. La que pide su captura es la juez Daniela Arcuri.
Es la joven que el 19 de marzo de 2013 fue encontrada penalmente responsable del homicidio de Muriel Bareilles (32). La condenó el tribunal integrado por Mariano Nicosia, Raquel Tassello y Daniela Arcuri. Recibió una pena de 8 años de prisión por el crimen ocurrido el domingo 12 de febrero de 2012.
Cuando egresó de la educación secundaria en 2014 junto a otros dos reos, Silva dijo que quería empezar a hacer un taller de electricidad y panadería. "Y el año que viene, si Dios quiere, y el Gobierno nos ayuda, vamos a ir a la Universidad" había dicho.
"La verdad que es algo muy bueno, porque no estás encerrado las 24 horas del día sin saber qué hacer, te levantás vas a la escuela y después ya tenés tarea, porque si tenés tiempo es solo para hacer macanas", reflexionó antes de ser llevada de regreso al pabellón de mujeres.
Sin embargo, el viaje de los estudiantes presos a Tecnópolis derivó en críticas de medios periodísticos nacionales en los que se los veía a los jóvenes privados de su libertad disfrutando de salidas al mar y de los viajes. Ello rápidamente repercutió en el gobierno de Martín Buzzi que dispuso el descabezamiento de la Secretaría de Políticas Penitencias, que lideraba Rodrigo García Palumbo.
Con su fuga Silva no alcanzó a cumplir ni la mitad de la pena a la que fue condenada. Los investigadores tendrán la misión de recapturarla y luego deberá dar explicaciones a la Justicia sobre su rebeldía.

YA HABIA VIOLADO UNA PRISION DOMICILIARIA
Muriel Bareilles fue asesinada de diez puñaladas en un domicilio del barrio Moure. Desde entonces Silva pasó un tiempo con prisión preventiva, hasta que el 29 de junio de 2012 fue beneficiada con arresto domiciliario, medida que ordenó el juez José Rago a pedido de la defensa pública.
Al cabo de unas semanas la imputada volvió a prisión a pedido de la Fiscalía. Fue por violar la prisión preventiva. Es que la policía la había encontrado junto a su pareja, Luis "El Francés" Gajardo, en otro domicilio donde este se había refugiado luego de intentar matar a su propio hermano.
De todas maneras, después de que se presentó la acusación pública, la defensa solicitó una nueva revisión y allí el juez Américo Juárez le volvió a conceder el beneficio del arresto domiciliario y en esa condición llegó al juicio, pero tras la declaración de responsabilidad el tribunal volvió a dictarle la prisión preventiva hasta que el fallo condenatorio quedó firme.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico